Espectáculos

Pancho Saavedra protagoniza un nuevo chascarro al más puro estilo Tarzán

Pancho Saavedra se volvió a caer en un nuevo capítulo de "Lugares que hablan". Revisa aquí los detalles del gracioso chascarro del conductor.

Pancho Saavedra Portada
@franciscosaavedr

Como si no tuviéramos suficientes titulares de las caídas de Pancho Saavedra en su programa “Lugares que hablan”, el conductor nos sorprende con un nuevo y cómico desplome durante la transmisión de su nuevo capítulo.

Esta vez el hecho sucedió en la localidad de La Unión en la Provincia de Ranco, lugar ubicado al sur de la Región de Los Ríos. El programa una vez más, nos mostró un hermoso recorrido por el sur de chile, con sus paisajes verdes. Pero más importante, nos permitió conocer a los locatarios y sus diversos oficios.

En este capítulo, Pancho Saavedra se dio cuenta del problema en común que tiene la zona: la escasez de agua. Siendo la principal causa de esto, la plantación de eucaliptos y pinos que, en muchas regiones del sur, ha remplazado a los bosques nativos y que, además, producen sequedad en el suelo y napas de agua subterráneas.

Luego en el capítulo, fue a conocer a la “Reina del mimbre”. Una mujer que durante más de 60 años, lleva tejiendo canastos para el trabajo del campo. Fue entonces que el conductor sufrió el chascarro.

Pancho Saavedra Caída
@franciscosaavedr

Ver más: Alcaldesa de Santiago le para los carros a José Antonio Neme: «Merezco respeto»

La caída estilo Tarzán de Pancho Saavedra

Tras conocer a la vecina de la “Reina del mimbre”, se encontraron con un legendario árbol de la zona, el cual estaba rodeado de lianas, al estilo Tarzán. Fue en esa mención de la similitud del árbol con la película animada de Disney, que a Pancho se le ocurrió intentar colgarse de las lianas y volar al más puro estilo del hombre de la selva.

Es una obra de arte este árbol… yo peso 98 kilos”, señaló el conductor entre risas justo antes de lanzarse.

Para su desgracia, y nuestro deleite cómico, la aventura del animador de «Lugares que hablan» no salió como lo esperaba. Puesto que apenas se abalanzó, se desplomó en el piso cual saco de papas. No sin antes pronunciar un garabato “conchetu…” gritó en el momento de su caída.

No aguantó los 98 kilos, parece que peso más”, bromeó Pancho Saavedra después de su caída.

Revisa el gracioso momento aquí.

Ver más: Arturo Longton confesó que consiguió su primer trabajo con contrato a los 43 años