Abrazados

¿Te sientes culpable por tu segundo hijo? Los expertos tienen una explicación

Las madres a veces sienten un poco de culpa cuando nace el segundo hijo, sin embargo, esto tendría una razón según especialistas.

Segundo Hijo

Las madres a veces sienten un poco de culpa cuando nace el segundo hijo, sin embargo, esto tendría una razón según especialistas. Tener un nuevo integrante de la familia cambia toda la rutina que se tenía antes. Un bebé requiere de muchos cuidados y preocupaciones y esto podría afectar al primer hijo.

Otra de las preocupaciones que hay es cuando debemos explicarle al o la mayor, que viene alguien más a compartir con él o ella. En muchas ocasiones es complicado que entiendan, ya que ellos siempre quieren tener toda la atención de los papás y sobre todo de la madre.

En medio del caos que es recibir a otra guagua, varias madres dejan de lado la felicidad por traer alguien al mundo y comienzas las preocupaciones y culpas. Conoce acá el motivo de estas sensaciones.

Hijo

Los motivos por los cuales te sientes culpable por el segundo hijo

Según estudios de Kidshealth y  National Childbirth Trust del Reino Unido, existen 3 motivos principales que desencadenan esta culpa: el miedo de cambiar la rutina familiar que ya se tiene, creer que se descuidará al primer hijo y nunca llegar a amar al segundo bebé como se hizo con el primero que llegó.

Estas emociones son válidas según los expertos, ya que traer un nuevo ser a este planeta no es cualquier cosa.  Sin embargo, es necesario destacar que no a todas las mujeres les ocurre.

Embarazo

Para estos problemas hay solución. Primero debes aceptar el momento por el cual estás pasando y disfrutarlo.

También, debes cuidar que tu hijo más grande tenga atención de igual forma. En este sentido, un mecanismo amigable es que las dos primeras semanas, que es cuando el bebé necesita más atención, alguien, tu pareja o tu mamá, te ayuden a distraer al mayor.

Embarazada

Finalmente, debes hacer parte a toda la familia del hermoso proceso que se está llevando y a veces, así los niños entienden que tienen que dejarte un momento para que estés con el bebé.