Vida sana

1, 2, 3 Inhala, exhala: Cómo la respiración será tu aliado para calmar la ansiedad

En tiempos de estrés, te ayudamos una técnica que te permitirá reducir la ansiedad en pocos pasos. ¿Te animas a probarla?

Calmar Ansiedad
Getty Images.

Vivimos tiempos ajetreados y de incertidumbre, donde hoy más que nunca la salud mental se convierte en un tema más que necesario de poner sobre la mesa dándole prioridad en nuestro día a día.

El conectar con nuestro cuerpo es una actividad donde podemos lograr un estado de paz y calma, conociendo además qué es lo que nos sucede e incluso, dimensionar nuestros problemas y dolencias con el fin de encontrar soluciones.

Precisamente en ese conexión y control mente-cuerpo se encuentra la respiración como un remedio eficaz a la hora de un ataque de ansiedad o simplemente, cuando te sientes sobrepasado por la vida.

¿Cómo incluir estos ejercicios de respiración para calmar tu ansiedad?

Técnica 4-7-8

Encuentra el lugar más cómodo para ti donde puedas sentarte en posición erguida. Su nombre viene por los tiempos de la respiración. Por eso, cierra tu boca e inhala por la nariz en 4 tiempos, luego aguanta la respiración por 7 segundos, para finalmente liberar todo el aire contando hasta 8. No olvides la conexión, siente cómo tus pulmones se inflan y desinflan.

Otro modo de hacer la pausa en tu día es a través de la respiración abdominal.

Ansiedad
Créditos: Getty Images.

¿Cómo hacer la técnica para calmar la ansiedad?

Debes tumbarte en el piso con tus rodillas elevadas y talones en el piso, poner tus manos en tu estómago para percibir cómo se eleva esta zona y no tu pecho. Luego comienza a respirar lento y profundamente en 4 tiempos, mantienes el aire por otros 4 segundos para exhalar en el mismo tiempo.

En Clínica de la Ansiedad nos comentan que es muy importante que, para mejores resultados, estos ejercicios los hagamos regularmente concentrados en la técnica y no solo cuando el estrés y la ansiedad nos tengan en malas condiciones como en crisis

Recuerda que está bien dejar minutos para un break, descansos vitales para continuar tus metas. De hecho, estas pausas pueden estar acompañadas de alimentos que también tengan propiedades ansiolíticas. Te dejamos una nota donde puedes encontrarlos y darte un momento para ti.

Lee también: ¿Tienes ansiedad? Aquí te traemos 6 comidas que ayudan a reducirla