Series y Cine

Review: ¿Quién mató a Sara? Lo que no viste del primer capítulo de la segunda temporada

“Pocos de nosotros somos lo que parecemos”. La cita de Agatha Christie que da inicio a la serie cobra sentido en la segunda temporada

Segunda Temporada De ¿Quién Mató A Sara?

“Lo primero que hice fue escribir el último capítulo”, dijo en exclusiva para FMDOS José Ignacio “Chascas” Valenzuela, escritor chileno autor de la serie más exitosa de Netflix de los últimos tiempos. La segunda temporada de “¿Quién mató a Sara?”, ¡está que arde!

El primer capítulo de la segunda temporada ya está disponible en la plataforma de streaming. Y es que “¿Quién Mató a Sara?” Volvió con todo.

Antes de que sigas leyendo, debemos advertirte que esta review contiene potencial spoiler si no lo has visto. Si ya viste el primer capítulo, revisa acá esos hechos que quizás pasaste por alto o confirma tus teorías.

Te aseguramos que te servirán para los siguientes episodios de esta serie que no tiene ningún desperdicio.

El primer capítulo de la segunda temporada de “¿Quién mató a Sara?” parece resolver algunas interrogantes que quedaron de abrebocas en el final de la primera y el trailer de la segunda.

En 41 minutos y 22 segundos de suspenso y revelaciones, el espectador se mantiene al borde del sillón durante el primer capítulo. Pero esto no es todo. Además, abre otras líneas narrativas que encausan la historia por un laberinto de situaciones injsospechadas.

Lo primero que destaca al ver el primer capítulo de la segunda temporada es el guiño a la frase que da inicio a la serie. “Pocos de nosotros no somos lo que parecemos…”, cita de Agatha Christie que cobra cualquier sentido a lo largo de este primer capítulo.

Y que, si te fijas bien, está escrito en la primera hoja del diario secreto de Sara que Álex encuentra al final de la primera temporada. ¿Lo habías notado?

Ya sabíamos que Sara no era lo que parecía. Eso quedó claro al finalizar la primera temporada. Pero la evolución de ese personaje y los demás, deja atónito al que ve esta entrega.

Sara se transforma de víctima a victimaria. El vertiginoso capítulo lleva a un viaje dentro la psique de una adolescente claramente trastornada y unos personajes que tienen más de un secreto.

Lo que no viste

El diario secreto de Sara revela muchas cosas. Son apenas fracciones de segundo las que aparece en cámara al inicio del capítulo. Cualquier espectador inadvertido solo se fija en los perturbadores dibujos.

Sin embargo, al leer con detenimiento (y pausa obligada, obviamente), revela datos que seguro no viste a la primera pasada. Si algo tiene “¿Quién mató a Sara?” Es que nos hace convertirnos en una especie de detectives.

Si es tu caso, debes saber que este es un elemento clave. Una pista de lo que ocurrirá con más datos de los que te imaginas. Y que te harán entender el porqué de muchas cosas. Las mismas que a simple vista parecen aparecer de la nada o revelarse más adelante.

Dato extra: ponle atención a la fecha escrita en el diario. Pero también al personaje del que habla en esa primer página que aparece en la escena.

“Soy muchas Saras, todas me miran”, es otra de las perturbadoras frases del diario que Álex hojea ante la mirada impaciente de su novia , hija de su archi enemigo César Lizcano.

La psique de Sara

Si bien el cierre de la primera temporada dejó ver los problemas psiquiátricos de Sara. El inicio de la segunda revelan una personalidad sociópata, según el diagnóstico de su propio psiquiatra. El mismo al que acude Álex en busca de respuestas.

La violenta escena inicial ya introduce sin tapujos los desequilibrios mentales de Sara.

Sara le corta el brazo con unas tijeras a Marifer, su mejor amiga. Y lanza de una patada a su madre Lucía por las escaleras de su casa. La escena transcurre en uno de los brotes psicóticos que luego se entiende fueron frecuentes y por los cuales su madre y mejor amiga sufrieron.

La escena psicótica termina con Sara yéndose con su hermano Álex y su novio Rodolfo quienes llegan, justo al terminar la frenética batalla, a bordo del Jeep amarillo que frecuentemente aparece en los flash back de la historia.

Van a casa de Nicandro, el amigo de Rodolfo que estuvo en el yate cuando Sara cayó al vacío. Un personaje que en la primera temporada aparece casi sin importancia pero que en esta segunda temporada cobra una relevancia determinante.

Sara se comporta como si nada hubiese ocurrido mientras su madre y Marifer se esfuerzan por disimular el terror que acaban de vivir a manos de Sara.

Según el psiquiatra, los rasgos sociopáticos de Sara se manifestaron desde su infancia, cuando intentó agredir a una de sus compañeritas a su cumpleaños número seis.

La búsqueda desesperada de Álex

La escena inicial del brote psicótico marca con fuego lo que se ve a continuación en esta temporada.

Un Álex ajeno a la perturbada vida de su hermana Sara, el sufrimiento de su madre y su amiga Marifer. Esta última parece quedar atrapada en esa dinámica tóxica y luce como un apoyo para Lucía que busca mantener en secreto el trastorno de su hija, especialmente ante Álex.

El capítulo entero tiene un hilo conductor que es la búsqueda desesperada de Álex por conocer más sobre su hermana. Descubrir que en realidad era casi otra persona lo perturba todo el episodio. Y lo hace acudir hasta a sus enemigos para pedirles respuestas sobre “quién realmente era Sara”, frase que repite una y otra vez.

El psiquiatra le advierte, como vimos en el adelanto de esta temporada, que hay cosas que puede descubrir que no le gustarán sobre su familia. Esto, luego de decirle que Sara amenazaba a su madre y que la enfermedad mental que sufría es hereditaria.

Situación que sirve de antesala a otra historia que se desarrolla más adelante sobre el verdadero padre de Sara.

Álex está decidido a dar con la verdad sobre el cadáver que encontró en su patio, al final de la primera temporada. Por ello, llega a sobornar a un forense para que le filtre información antes que a la policía.

Recalca una y otra vez en el capitulo, casi hasta el hartazgo que no quiere “volver al bote”. Teme el cadáver en su patio lo devuelva a la cárcel por sus antecedentes como ex presidiario.

Más allá de la mitad del capítulo, se revela que Álex tiene medidas cautelares a raíz del hallazgo del cadáver en su casa.

Perturbadoras revelaciones

Una de las más crudas revelaciones de este primer episodio es el que hace Lucía al psiquiatra de Sara.

Sara fue el producto de una violación. Un hombre enfermo mental violó a la madre de Sara y la dejó embarazada. Abel es el personaje que entra en la trama. Un sujeto internado en un psiquiátrico. No hay detalles en este capítulo de cómo ni en qué contexto ocurrió la violación.

Otra revelación que ya se sospechaba al final de la temporada anterior, es la vinculación de César Lazcano con el cadáver encontrado en el patio de la casa de Álex.

En una conversación de Álex con Sergio, el socio de César, un flash back muestra la noche lluviosa en la que ocurrió todo. Sara, César y Sergio aparecen en la escena.

Más intensa menos cautivante

No falta emoción en este primer capítulo. Sin embargo, acostumbrados a la impactante caracterización de casi todos los personajes de la primera temporada, esta deja algunos sinsabores.

Los diálogos pueden tornarse en ocasiones repetitivos. El brillo del guión que cautivó a medio mundo en la primera temporada, parece atenuarse en favor de una trama más compleja y trepidante.

La esquizofrenia paranoide grave es el diagnóstico del psiquiatra que trató a Sara, parece exacerbarse. Estado mental que se lleva a un límite casi forzado en este capítulo para dejar muy claro que la protagonista estaba profundamente desequilibrada.

Pero deja claro la exageración pedagógica para plantar la psicología del personaje.

Curiosidades

El forense que contrató Álex le dice que hicieron pruebas e ADN y dentadura al cuerpo hallado en su patio. Pero no hubo coincidencia con registros policiales. El dato curiosos es que, pese a que hicieron pruebas genéticas, según la historia no saben el sexo del cadáver. Raro, porque con cualquier prueba de ADN lo primero que se puede saber es si la muestra corresponde a XX (mujer) o XY (hombre). ¿Qué pasó ahí?

«Dos tumbas» es el nombre del último capítulo de la primera temporada. En el primer capítulo de la segunda hay una frase de Elisa que marca un quiebre en su relación con Álex. «El camino de la venganza siempre tiene dos tumbas. No me gustaría que tu estuvieras en una de ellas», le dice Elisa a Álex justo antes de que comience la frenética escena final del primer capítulo.

Pero si nos fijamos bien, es otro guiño planificado. El nombre del último capítulo de la primera temporada que parecía no tener relación con lo ocurrido, cobra sentido en el primer capítulo de la segunda con esta frase.

¿Quién cortó las cuerdas?

El misterio de quién cortó las cuerdas del paracaídas sigue vigente. En este primer capítulo vuelve Elroy a la escena con la navaja de Chema que Mariana (madre de Chema, Elisa y Rodolfo) le dio con la orden de sabotear el paracaídas.

En ese momento es interrumpido por Nicandro, que aparece en el momento de duda de Elroy y descubre la navaja en el piso de la lancha y empuña.

Pero, seguidamente Elroy hace un confesión inquietante a la persona equivocada. El servil y leal Elroy le confiesa a Mariana que ese fatídico día en la lancha él no la obedeció. No cortó las cuerdas del paracaídas como se lo ordenó.

Por si fuera poco el enredo, Elisa propone una teoría. ¿Sara se suicidó? ¿Acaso fue ella misma la que cortó las cuerdas y luego insistió en ser la primera en subirse al paracaídas?