Realeza

Aseguran que el príncipe Carlos no quiere que su hermano, el príncipe Andrés retorne a la vida pública

Tras la acusación por abuso sexual en contra del príncipe Andrés, el príncipe Carlos, estaría pensando en cerrar la puerta a la vida pública de su hermano.

príncipe Carlos príncipe Andrés
Getty Images

Pese a que aún no conocemos el resultado tras la denuncia por abusos sexuales contra el príncipe Andrés, se rumorea que el príncipe Carlos no cree posible su regreso a la vida pública.

Así lo aseguró el medio ‘The Times‘. Esto, luego de que una fuente cercana al heredero británico comentara que según Carlos, «la vuelta de su hermano es manifiestamente imposible».

príncipe Carlos
Getty Images

Recordemos que hace unos días conocimos la denuncia interpuesta por Virginia Giuffre en contra del príncipe Andrés. Esto, porque el heredero al trono británico, fue acusado de mantener relaciones sexuales con ella, cuando aún era menor de edad.

Según la misma fuente, el príncipe Carlos considera que el problema del príncipe Andrés «no tiene solución», pues aunque Giuffre perdiese el caso, ya ha quedado claro que «la amenaza de sus acusación aflora regularmente».

Además, la fuente aseguró que el duque de York siempre supondrá «un indeseado daño para la reputación de la institución«.

Pese a que en noviembre del 2019, el príncipe Andrés se retiró de la vida pública. Se dice que aún tendría la esperanza de retomar sus funciones reales. 

Según el medio londinense, el príncipe Andrés pensaba retomar sus funciones en febrero de este año, una posibilidad que ahora parece aún más lejana. «Todo esto [la denuncia de Virginia Giuffre] es un aviso de que algo así sería muy difícil de conseguir» aseguró la fuente.

Estrategia judicial del príncipe Andrés

En la actualidad, el duque de York se encuentra preparando una estrategia judicial con sus abogados. Todo esto, mientras pasa unos días en el castillo de Balmoral, junto a la reina Isabel II y su exmujer, Sarah Ferguson.

príncipe Carlos
Getty Images

Además, según el medio londinense, sus opciones se debaten entre no contestar a la denuncia, contestarla y enfrentarse a un juicio en los tribunales de Nueva York. Junto con estas opciones, el duque de York y sus abogados, han planeado intentar llegar a un acuerdo con la denunciante, para pagar una indemnización, sin necesariamente admitir su culpabilidad.

Este caso podría alargarse hasta dos años, ensombreciendo algunas de las celebraciones de la reina Isabel II, quien hasta el momento ha apoyado a su hijo.