Espectáculos

Lucila Vit muestra cómo quedó tras dar a luz a su hija Agustina

Fruto de su relación con Rafael Olarra, la argentina Lucita Vit se convirtió en madre por primera vez esta semana.

Lucila Vit
Instagram

Lucila Vit anunció la buena nueva este miércoles 6 de abril.

«Amor sobrenatural 🌟 Gracias vida por el regalo más mágico que me pudiste haber entregado. Y a vos @rafaolarra19 por tu paciencia incondicional, porque sin vos, nada de esto hubiese sido posible».

«Bienvenida al mundo hijita nuestra, prometemos entregarte siempre nuestra mejor versión. Te amamos con el alma ❤️ Agustina 06-04-22″, escribió Lucila Vit a las pocas horas de dar a luz.

Recuperación inmediata

Y ahora, ya de regreso en casa, la modelo argentina compartió un potente mensaje.

«Ya estamos en casita!! 🤩 Fueron días indescriptibles, de amor en su máxima expresión… Nada se compara a un momento así!! Empecé con contracciones (nunca había sentido una en todo el embarazo) así que decidimos ir a la clínica», comenzó relatando Lucila Vit.

«Pensamos que quizás nos mandarían de regreso a casa pero ya estaba con dilatación, así que ahí comenzamos el trabajo de parto. Fue natural y mágico, tal como lo soñé!… Mi recuperación ha sido inmediata por lo que estuvimos internados menos de 2 días… Ahora llevo 3 sin dormir casi, pero le miro su carita y se me olvida el mundo… Gracias vida por este tremendo regalo del cielo!!», agregó la influencer, acompañando el texto de una foto actual.

Rafael Olarra, por su parte, compartió bellas fotos de Agustina en su cuenta de Instagram.

«La felicidad máxima existe!!!! Ya lo viví con @joseolarra 👱🏼‍♀️ #Rafita 👦🏼 y ahora con #Agustina 👶🏼 contigo @lucilavit 👩🏼 todo es posible», escribió el deportista.

«No puedo más de amor !!!!!⭐️❤️#agustina», publicó Rafael Olarra junto a otra postal.

Agustina Olarra Vit pesó 2.950 kilos y midió 49 centímetros, según contó su papá a Las Últimas Noticias.

Lee también: Raquel Argandoña dio a conocer cual es el gran sueño que quiere cumplir junto a Felix Ureta

En vivo

Si no supiste amar...