Espectáculos

Gong Yoo: ¿Quién es el galán de «El juego del calamar»?

En FMDOS te presentamos a uno de los actores más cotizados de Corea del Sur y que se ha robado las miradas en su participación en Netflix.

Gong Yoo
Getty Images

A estas alturas de seguro ya oíste hablar de la serie El Juego del calamar de Netflix. Pero, un actor se ha robado todas las miradas, y para algunos, su rostro ya era familiar, hablamos de Gong Yoo.

¿No lo conoces? Tranquilo, que aquí en FMDOS te contamos quien es este actor surcoreano y por qué se ha robado todas las miradas este último tiempo.

Gong Yoo es un actor de 42 años, que ha protagonizado numerosas k-dramas y películas en los últimos 20 años de carrera.

A pesar de su larga carrera en la actuación, su vida privada la mantiene fuera de las redes sociales. Malas noticias, pero no tiene Instagram.

Entonces, ¿de dónde nos suena su cara? Acá te contamos todo lo que sabemos de él y que proyectos ha participado.

Su origen

Su nombre real es Gong Ji-cheol, nació en julio de 1979 cerca de Busan, Corea del Sur. Su nombre artístico es una combinación de los apellidos de su padre (Gong) y de su madre (Yoo).

Protagonista de k-dramas

Después de debutar en 2001, Yoo ganó su papel destacado en el drama romántico Coffee Prince (2007), donde interpretó al dueño de un café que se enamora de un empleada.

Recientemente se reunió con el elenco del clásico k-drama en el especial My Dear Youth – Coffee Prince (2020).

El año más ocupado de su carrera fue el 2016, cuando protagonizó el drama de fantasía y romance Guardian: The Great and Lonely God.

Con esta «teleserie» ganó un Premio Baeksang Arts al Mejor Actor por interpretar al «Duende inmortal», que busca una novia humana que lo convierta en mortal.

Durante sus dos décadas de actuación, Yoo ha optado por papeles únicos.

«Tiendo a elegir proyectos que me den una sensación de frescura. Así que mi filmografía, especialmente después de alcanzar los 30 años, se ha vuelto mucho más diversa», dijo en CNN.

Lee también: ¿Habrá segunda temporada? Netflix admite el éxito de «El juego del calamar»

La fama internacional

Gong Yoo también protagonizó la película de zombis Train to Busan (2016), que se estrenó en el Festival de Cine de Cannes.

El thriller rompió el récord de la primera semana en Corea del Sur con cinco millones de entradas vendidas, y también le valió reconocimiento internacional.

La actuación del actor probablemente se vio favorecida por el hecho de que estaba asustado en la vida real.

En Anthem Magazine dijo que se mantenía alejado de los actores que interpretaban a los zombis incluso cuando no estaban filmando.

«Esto es obviamente ficticio, pero hubo momentos en los que estaba genuinamente asustado. Cuando estás operando con miedo mientras estás en el personaje, en este estrecho espacio del tren, y uno de los zombis te agarra por accidente, da miedo. Eso es para el blooper real, pero la expresión en mi cara es real», expresó

Su primera colaboración con Hwang Dong-hyuk

El creador de El juego del calamar, Hwang Dong-hyuk, trabajó por primera vez con Yoo en la película Silenced (2011).

La película se basó en el escándalo de la vida real en una escuela para personas con discapacidad auditiva, donde al menos ocho estudiantes fueron abusados por el personal.

La película provocó una indignación en Corea y llevó a la aprobación de la «Ley Dogani», que impuso castigos más severos a los condenados por delitos sexuales contra niños y discapacitados.

Yoo le dijo a CNN que el papel cambió el juego: «Esta fue una de las primeras veces en las que pensé, si realmente tengo algún tipo de influencia… ¿no es esto algo para lo que debería usarlo? En lugar de salir a las calles para protestar, lo más efectivo que podría hacer como actor sería (utilizar mi popularidad para) presionar para obtener financiación… para que esta película pudiera hacerse».

Fuera de las redes sociales

A pesar de ser un nombre familiar, Yoo protege su vida personal.

Ha dicho en entrevistas que no le gusta ser reconocido en la calle, y pasa la mayor parte de su tiempo en casa.

«La cámara, lo odio. Eso es algo que necesito soportar mientras trabajo como actor. Al final, debido a la fama, existe ‘Gong Yoo’. Es la fuerza impulsora la que me mantiene en marcha. Pero si hay algo que ganas, también hay algo que puedes perder. Por lo tanto, trato de no mostrar mi vida personal», expresó.

Yoo también se mantiene alejado de las redes sociales. «Twitter, Instagram, no lo hago en absoluto. Las entrevistas son mejor que las redes sociales», dijo.