Espectáculos

Gaby Hernández en De tú a tú: ‘Con ser feliz me basta y me sobra’

La actriz chilena se confesó con Martín Cárcamo y, entre otras cosas, reveló que quiere seguir trabajando 'hasta que me muera'.

DTAT   Gaby Hernández (1)

Este jueves, en el último episodio de ‘De tú a tú’, Martín Cárcamo recibió en su casa a Gaby Hernández.

Destacada actriz que reveló datos desconocidos de su vida, como que su trago favorito es el Gin Tonic, en honor a la Reina Isabel de Inglaterra.

También contó que sus padres la tuvieron a los 40 años, que pensaban que iba a ser hombre y que casi muere a los seis meses.

De hecho, fue ahí cuando le detectaron que tenía un solo riñón, por lo que debía cuidarse.

Su familia la componían sus padres y hermanas. Su papá era español y llegó a Chile a los 14 años.

Vivían en Valdivia, pero cuando Gaby tenía 9 años se instalaron en Santiago.

A los 18 entró a la escuela de Teatro y sus primeros años fueron ‘un poco locos’, según contó en el espacio de Canal 13.

Además, recordó que un curso más arriba que ella estaba Tomás Vidiella y Víctor Jara.

A los 25 años, Gaby comenzó a viajar y fue así que llegó a México, donde la contactó el director de producción de Televicentro, actual Televisa.

‘Nunca quise ser ni muy famosa ni muy rica, lo que yo quería era gozar la vida. Punto. Nunca fui codiciosa ni muy ambiciosa tampoco. Con ser feliz me basta y me sobra’, relató.

Ahí entró a las teleseries mexicanas y también trabajó mucho en cabarets, porque era bailarina.

Su pareja y padre de su hija

En Ciudad de México conoció al padre de su hija, el uruguayo José María Montero, con quien estuvo 14 años.

Se casaron en Guanajuato y después se fueron en combi en un tour por el Sahara. Y fue ahí cuando concibieron a  su hija, en medio de una tormenta de arena en Argelia.

‘Eran los años 70. Nos pilló una tormenta de arena feroz. Se nos empezó a cubrir todo. Por supuesto, hacíamos el amor, para decirlo finamente. Y yo supe la noche que me quedé embarazada’, contó Gaby Hernández en De tú a tú.

‘Siempre soñé vivir sola con una hija y vivir en un hotel. Esto desde los 15 años. Que no tuviera que cocinar ni hacer la cama ni nada. Mi tiempo para mí, para leer, para ir al cine, para ir a un concierto de jazz o ir al ballet’, manifestó la actriz.

Gaby Hernández en De tú a tú

Revisa: Catalina Guerra en De tú a tú: No me voy a volver a reír nunca más

Y por cierto que también recordó su paso por el Festival de Woodstock.

Junto a su marido y amigos, Hernández vivió esa experiencia que recuerda como ‘increíble’.

‘Nos fuimos en dos van. La carretera estaba absolutamente llena. Eran las cinco de la tarde y nosotros recién habíamos llegado (…) nos quedamos hasta casi hasta el final. Y al segundo, tercer día, una tormenta impresionante. Lo pasamos sensacional’.

Cuando tenía 48 años, Gaby volvió a Chile con su hija de 15 años, quien se sumó también a la conversación.

Entonces Martín le preguntó a María José si le afectó la separación de sus padres.

‘Sí, pero también fue un alivio’, expresó la hija la actriz. ‘Yo dormía en el living y ellos discutían en el living en la noche, y yo me hacía la dormida (…) Fue un alivio volver a dormir mejor. Pero sí me afectó, echaba de menos a mi papá’.

‘Mi padre era mucho más sentimental que mi madre, emotivo… pero siento que ella me necesitaba más, como apoyo. Porque la opción era me voy a vivir a Ibiza o me voy a Madrid. Y sentí que me necesitaba más ella entonces fue como ‘ya, vamos’’.

Gaby Hernández en De tú a tú

‘No me quiero morir todavía’

En cuanto a parejas, Gaby en De tú a tú relató que está soltera, pero su hija agregó que su mamá está ‘tranquila, porque le gusta estar sola’.

Eso sí, Gaby aclaró que es ‘súper sociable. Digo que soy una solitaria sociable’.

Y en cuanto a cómo enfrenta la vejez sola, la actriz aseguró que ‘acompañada es peor ¡Estar lavando calzoncillos! ¡No! Prefiero un buen amigo, que le guste la música clásica, el buen cine, leer, divertirse, tomarse una copa, fumarse un piticlín’, declaró la intérprete.

De su futuro relató que lo ve ‘menguante, como una luna que va desapareciendo hasta que queda la nada misma. A lo mejor queda un hilito’.

Finalmente, Gaby Hernández confesó que quiere volver a trabajar y que se imagina trabajando ‘hasta que me muera’.

Desde que comenzó la pandemia, aseguró, no ha salido más porque se cuida ‘como oro en polvo’.

‘Es que no me quiero morir todavía. Me gusta la vida. Si existe Dios es la vida‘, remató la actriz en De tú a tú, quien incluso se dio el tiempo de tocar una pieza en el piano.

Gaby Hernández en De tú a tú