Vida sana

Ómicron en la salud mental: Cómo la ansiedad aumenta con el alza de casos

¿Sientes que tu preocupación ha aumentado? Aquí te damos las herramientas para cuidar tu salud mental en pandemia.

Ómicron En La Salud Mental
Getty Images.

Tras el aumento de casos Covid-19, la ansiedad, la angustia y la preocupación ha vuelto a ser parte de la rutina de las personas. 

No es de extrañar que nuestros niveles de ansiedad hayan ido en aumento durante las últimas semanas, debido al aumento de casos de Covid-19 y la cobertura que se le ha dado a esta nueva variante mucho más contagiosa. 

La variante Ómicron nuevamente amenaza nuestra salud mental, ya que nos enfrentamos a un nuevo panorama de incertidumbre y cambio de planes. Según el psicólogo Hugo Huerta, especialista en Trauma Complejo del desarrollo, «Naturalmente nos preparamos nuevamente para una amenaza y esto implica respuestas de estrés en nuestro sistema nervioso, que pueden ser más o menos intensas dependiendo de cada persona».

El cómo nos sentimos ante este nuevo panorama varía de persona a persona, y son aquellos que sufren trastornos ansiosos y depresivos los que se vean más afectados por esta noticia. 

Sintomas Ansiedad

Ómicron en la salud mental: ¿Cómo nos afecta?

Tal como nos explica el profesional, hay tres síntomas más notorios que pueden impactar en nuestro día a día. 

Preocupación excesiva: Dificultad para modular el tiempo y los recursos psicológicos que invertimos en la preocupación. Recordemos que nuestro cerebro tiene millones de neuronas que de manera normal se activan y asocian ideas y recuerdos a partir de un estímulo. Cuando el estímulo es una amenaza, puede dejar estragos en el cerebro por la cantidad de asociaciones generadas especialmente en una persona con trastorno ansioso.

 Sensación física de agitación: De manera normal, nuestro sistema nervioso produce respuestas de estrés al percibir una amenaza, estas incluyen la aceleración del ritmo cardíaco y respiratorio, un freno al sistema digestivo y la tensión muscular entre otros cambios bastante notorios.

Fatiga: Cuando mantenemos preocupaciones en nuestro cerebro, mantenemos también en niveles altos los niveles de cortisol en la sangre, lo que mantiene a nuestro organismo en estado de alerta. Nuestro organismo tiene capacidad para mantener la alerta de manera más bien breve, al mantenerse así durante mucho tiempo se agota y esto puede afectar el funcionamiento de algunas partes de nuestro sistema de forma física y psicológica.

Ansiedad Angustia

¿Qué hacer para controlar nuestra salud mental en tiempos de pandemia?

Ya que la variante Ómicron llegó para quedarse, hay pequeñas recomendaciones que puedes seguir para ayudar a tu salud mental. En este sentido, el psicólogo Hugo Huerta aconseja:

Tener conciencia: Entender que si bien las preocupaciones nos permiten prever los peligros, lo cual es bueno en su justa medida, estar en un estado de alerta permanentemente causa un deterioro tanto físico y mental. 

Limitar la exposición a estímulos amenazantes: Es importante administrar los recursos y cuidar nuestra mente ante las malas noticias. 

Separar lo que puedo controlar de lo que no puedo controlar: Esto aunque parece simple a veces no lo es tanto, es importante hacer este pequeño ejercicio para elegir bien en que derrochamos nuestra energía vital.

Conectar con pensamientos positivos: Dedicar tiempo en la rutina para enfocarnos a atraer lo positivo. Cuando el cerebro se enfrenta constantemente a noticias negativas, posiblemente veamos el mundo de la misma manera. ¿La buena noticia? La mente se puede entrenar.

Aún así, es importante evaluar la ayuda de un profesional, médica o psicológica, con el fin de mejorar ante este cambiante panorama. «Si esto no es posible, refugiarse en personas de confianza está muy bien, para así poder hablar de sus preocupaciones con otras personas. Debemos recordar que los grupos humanos han sido fuente de apoyo psicológico desde que somos lo que somos, seres humanos», concluye el experto. 

Leer más: ¿Cómo diferenciar la ansiedad con la angustia?