Tendencias

Las pulgas como principal causa de alergias en perros y gatos: ¿Cómo combatirlas?

Al picar, la saliva de las pulgas puede provocar una reacción inmunitaria, acompañada de picor o prurito, heridas y caída de pelaje.

Mascotas
Getty Images

Además de las respuestas alérgicas a alimentos o a componentes ambientales como polen o polvo, la picadura de las pulgas es una de las principales causas de reacciones alérgicas en la piel de gatos y perros, especialmente cuando alza de temperatura aumenta la población de estos parásitos.

Puede bastar la picadura de una pulga para que un animal sensible genere una reacción alérgica. Y el problema se agrava mientras más pulgas tenga. Al picar a la mascota para alimentarse de su sangre, la pulga inyecta saliva con componentes que el organismo del perro o gato puede identificar como nocivos. Eso puede provocar una reacción inmunológica exagerada para defenderse.

«Las pulgas se desplazan rápidamente y saltan. Muchas veces no las vemos en nuestras mascotas, por lo que debemos estar atentos a cambios de conducta de éstas. Como puede ser un rascado excesivo ya sea con sus patas u hocico», explica Diego Pincheira, médico veterinario de Laboratorio Drag Pharma.

Esta alergia a la saliva de las pulgas inflama la piel y produce picazón en perros y gatos, algo que puede ser desde leve a muy intensa. El perro se rasca constantemente, pudiendo llegar a causarse heridas, que incluso en algunos casos se infectan. También puede  frotarse contra pared o muebles, provocando caída de pelo.

Por la molestia, puede haber un cambio anímico y en muchas ocasiones el perro deja de jugar o comer. En el caso del gato, más que rascarse, se lame de manera excesiva para aliviar el dolor del picor y morder las pulgas. Este lamido compulsivo también les puede provocar heridas y caída de pelaje o alopecia

Desparasitar es la clave para combatir las pulgas

Para prevenir, hay que evitar exponer a perros y/o gatos al causante de su reacción alérgica: las pulgas. Es clave desparasitar externamente al perro o gato idealmente todo el año. Esto debe hacerse especialmente en primavera y verano, cuando el aumento de temperatura provoca una eclosión más rápida eclosión de los huevos de pulgas y por tanto un importante aumento en su número.

«Existen sistemas eficaces y seguros para la salud del animal para repeler y matar a las pulgas, como collares antipulgas, sistemas spray que se aplican a contrapelo, champúes y pipetas que se aplican en el lomo del animal», explica el médico veterinario de Drag Pharma.

También es clave desinfectar el ambiente donde vive el perro o gato, pues el alrededor del 80% al 90% de la carga parasitaria –pupas, huevos y larvas- están repartidos en el hogar y el ambiente. El experto sugiere pasar aspiradora frecuentemente en alfombras y distintos rincones, para succionar los huevos y larvas de pulgas antes que suban al animal, y eliminar esta basura.

Además, es conveniente aspirar o lavar la cama del animal. «Si tenemos varias mascotas, hay que cumplir rigurosamente la desparasitación externa de todas para que no compartan  parásitos y afecten especialmente a las alérgicas», advierte Pincheira.

Finalmente, si la mascota está cursando una alergia a la piel, Pincheira recomienda consultar un médico veterinario.  Este determinará su origen, evaluará la gravedad y recetará tratamientos para aliviar los síntomas. Estos pueden ser antiinflamatorio con corticoides, aplicación de cremas o champúes antialérgicos, entre otros.

Lee también: Cinco restaurantes pet friendly para comer con tu mascota en Santiago

En vivo

Si no supiste amar...