Series y Cine

¿Conocías estas curiosidades de The Crown, la serie de Netflix?

La exitosa serie de Netflix, The Crown, esconde múltiples datos curiosos en su producción, un hecho que la convierte en una apuesta mágica

Serie The Crown
@thecrownnetflix

The Crown, la exitosa serie de Netflix que se inspira en la historia de la monarquía británica lidera las nominaciones de los Premios Emmy 2021, lista que fue revelada este martes, 13 de julio.

Que la serie The Crown tenga 24 nominaciones para los Emmy 2021 no es algo extraño. La calidad de la producción de Netflix ha sobresalido a lo largo de cuatro temporadas con polémicas historias que han sacudido a la pantalla chica.

Su temporada más reciente, la cuarta, fue estrenada en noviembre del 2020, en plena pandemia del coronavirus. La entrega de The Crown incorporó a la princesa Diana, lo que no tardó en generar reacciones entre quienes siguen la pista de la realeza británica.

Por esto es preciso repasar algunas curiosidades que tal vez no conocías de The Crown, la emblemática serie de la grande streaming líder en la región:

1. Presupuesto de la serie The Crown

The Crown es una de las producciones más caras de la historia. Cada episodio de la serie tiene un presupuesto de más de 6 millones de dólares. También es curioro que inicialmente fueron encargadas dos temporadas, aunque plantearon cuatro entregas adicionales.

2. Los ojos de la Reina Isabel II

Azul es el color de los ojos de la Reina Isabel II fuera de la ficción. Además, su primera intérprete en la serie de Netflix, Claire Foy, también los tiene así. Sin embargo, cuando incorporaron a Olivia Colman como la reina, probaron usar lentes de contacto azules ya que la actriz los tiene marrones, pero decidieron que esto afectaría su actuación. En ese marco, decidieron continuar con ese cambio pese a que no coincide con la historia verdadera.

3. No toda la realeza rechaza la serie The Crown

Aunque la serie The Crown ha generado incomodidades en la corona británica, la princesa Eugenia, nieta de la Reina Isabel II, es fanática de la producción de Netflix.

4. El vestido de la coronación

El vestido utilizado en la coronación de Isabel es propiedad de Angels Costumes. Se trata de una réplica encargada originalmente para un escaparate de celebración que tuvo lugar en 2012, durante el jubileo de la monarca. La actriz Claire Foy es la primera persona en usar esa réplica en el mundo entero.

5. Entrenamiento de dialectos

Por otro lado, William Conacher es un entrenador de dialectos que tuvo que enseñar a Claire Foy y a Matt Smith clases de pronunciación. Le enseñó palabras tan sencillas como «Thank You», que traducidas significan «Gracias».