Realeza

Llega el auto de la princesa Diana al Museo de la Moda en Chile

El icónico auto que fue manejado por Lady Di fue subastado por un alto precio. Aquí cómo lo logró obtener la institución chilena.

Llega El Auto De La Princesa Diana Al Museo De La Moda En Chile

Luego de la subasta online oficial que se realizó hace un par de semanas, el Museo de la Moda en Chile logró quedarse con el auto que le perteneció a la princesa Diana y que fue regalado por el príncipe Carlos por su compromiso.

El auto Ford Escort Mk III Ghia se ha transformado en una pieza de colección que varias personas alrededor del mundo querían tener, que finalmente se quedó en Chile por Jorge Yarur Bascuñán, director de la institución. 

El gran regalo del príncipe Carlos fue obtenido por 52.640 libras, alrededor de 53 millones de pesos chilenos, según informa La Tercera. De esta forma, el Museo de la Moda en Chile suma a las pertenencias el auto. Adicionalmente a las prendas que ya tiene de Lady Di. 

BRITAIN ROYALS DIANA AUCTION CAR

El mismo diario explica que el auto fue previamente revisado por la institución. El cual se encontraba en su estado original, incluyendo las 83.000 millas recorridas por la princesa. Si bien no se tiene una fecha concreta de su llegada a Chile, el Museo de la Moda considera esta pieza un aporte para la colección que ya existe de la princesa Diana

Ford: El auto que le regaló independencia a la princesa Diana

Desde que Carlos le regaló este auto en mayo de 1981, Lady Di lo manejó todo el tiempo como un regalo para su independencia, incluso cuando estaba embarazada del príncipe William. Dos meses después de dar a luz, la princesa Diana decide dejar de utilizar el auto y fue así como este llegó a un anticuario. 

Ya en los 2000 el auto llegó a una admiradora de la Familia Real, Tina Kirkpatrick, quien lo cuidado para mantenerlo lo más original en lo posible y que hoy representa una huella duradera en el mundo, asegura Lewis Rabbet, vocero de la casa de subastas.

Auto De Princesa Diana

«Sentía que su historia y procedencia eran tan únicas que no quería que mucha gente lo supiera. Lo he mantenido, lo revisé regularmente y lo guardé en mi garaje. Lo he tenido durante 20 años y ahora siento que es el momento adecuado para venderlo», explicó Tina.