Alimentación

Dato saludable: 10 Beneficios secretos que no sabías del kiwi

Esta fruta originaria de un valle en China, y característica de Nueva Zelanda, está llena de antioxidantes y vitamina C, incluso aportan casi el doble de vitamina C que las naranjas y los limones


Esta fruta originaria de un valle en China, y característica de Nueva Zelanda, está llena de antioxidantes y vitamina C, incluso aporta casi el doble de vitamina que las naranjas y los limones

Se la denominó “kiwi” debido a su parecido con el pájaro homónimo, muy popular en Oceanía. Es una fruta más que deliciosa, cuyo sabor, indican los que saben, es una perfecta combinación entre el plátano, la fresa y la piña.

Conoce los principales beneficios de esta rica fruta, dentro de los que se encuentra ser un reductor del estrés y los nervios, ayudar a disminuir el molesto estreñimiento, a eliminar la retención de líquidos, a combatir la anemia y a proteger el sistema inmunitario. Se aconseja consumirlo por la mañana en el desayuno, para una mejor absorción de sus propiedades. 

1. Poder Antioxidante

Es un potente antioxidante, cuya capacidad de neutralizar los radicales libres convierte al kiwi en un perfecto neutralizador de los daños corporales de todo tipo, sobre todo los que tienen que ver con el envejecimiento.

Lee: Los poderosos beneficios de la miel que tal vez no conocías

Comer esta fruta permite mantener las células más jóvenes y conservar la salud del cuerpo en general.

2. El poder de la vitamina C: Reduce el estrés y los nervios

Debido a la gran cantidad de vitamina C, puede evitar el nerviosismo y la ansiedad. 

También es perfecto para reducir el estrés. Nos permite sentirnos más tranquilos y enfrentarnos a los problemas u obstáculos que aparecen en nuestra vida.

Los médicos recomiendan comer un kiwi antes de una entrevista de trabajo o una reunión importante, para reducir la tensión.

3. Disminuye el estreñimiento

Al tratarse de una fruta repleta de fibra soluble, el kiwi ayuda en la digestión y mejora el tránsito intestinal, por lo que previene el estreñimiento. Si se consume en el desayuno ayudará mucho más en este aspecto. Se puede comer con otras frutas, yogurt, kéfir o cereales a la mañana.

4. Sirve para adelgazar y eliminar la retención de líquidos

Al tener un gran porcentaje de agua y un nivel calórico intermedio (63 Kcal cada 100 gramos), permite bajar de peso y sentirse más saciado.

A su vez, no posee demasiado sodio, siendo perfecto para las dietas de adelgazamiento y para perder agua, sobre todo en el caso de embarazadas.

El kiwi es muy diurético y no debe faltar en la alimentación de los que sufren de obesidad o sobrepeso. Es útil en casos de insuficiencia cardíaca o hepática.

5. Mejora la circulación de la sangre

Al contener vitamina E y ácidos grasos Omega 3 y 6, el kiwi fluidifica la sangre, mejorando el estado general de las arterias.

Esto evita la formación de trombos o coágulos en los vasos sanguíneos. Esta fruta sirve para proteger contra trombosis, angina de pecho, derrames cerebrales e infartos.

6. Menos colesterol

Y como si esto fuera poco, el kiwi y su fibra, permiten reducir los niveles de colesterol en la sangre.

7. Mejora los huesos

Esto incluye cualquier elemento óseo del cuerpo, es decir, también los dientes.

Esta propiedad es debido a los minerales presentes en el kiwi, los cuáles son cobre, magnesio y potasio.

Una pieza de la fruta cubre el 10% de las necesidades básicas de los tres. Permitiendo mejorar el desarrollo de los huesos y también el funcionamiento de los nervios, músculos y órganos.

8. Favorece el sistema inmunitario

Esto significa evitar los resfriados y subir las defensas, debido a la gran cantidad de ácido fólico presente en el kiwi, sumado a la vitamina C. Ambos nutrientes permiten producir más glóbulos rojos y blancos, así como también anticuerpos, que funcionan como barrera de las enfermedades producidas por virus.

9. Combate la anemia

También debido a la vitamina C, que aumenta la absorción del hierro de lo que consumimos. Se aconseja comer kiwis en los pacientes con anemia ferropénica para acelerar la recuperación.

10. Filtra los rayos solares

Si eres una persona muy sensible a los rayos UV, no dudes en comer kiwi. La luteína que contiene (también presente en la acelga, los brócolis y las espinacas) actúa como un filtro de protección natural para tu piel.

 


Más en #Dato Saludable


Lo más reciente


Lo Más visto