Mujeres FMDOS

Estudio de Harvard señala que las mujeres son mejores líderes en crisis

En una encuesta hecha a 60 mil personas, se mostró que las mujeres son vistas mejor preparadas para liderar en tiempos complicados.

Mujeres Lideres

La ciencia lo dice. Si bien antes de la pandemia el liderazgo de las mujeres era bien evaluado, un estudio de la revista Harvard Business Review, analizó 60.000 evaluaciones a líderes antes y después del coronavirus. Según encuestados, las mujeres son más eficaces.

Cuando se compararon las mediciones, también se notó que la brecha de calificación positiva de liderazgo de hombres y mujeres aumentó en 2020. Las mujeres son vistas como ‘mejor preparadas’ para abordar tiempos de crisis. 

Resultados del estudio

De las 19 competencias que comprenden la eficacia general del liderazgo, las mujeres calificaron mejor que los hombres en 13 de ellas. Los hombres estaban mejor evaluados en una competencia, la de conocimientos técnicos y profesionales. Aunque la diferencia o fue estadísticamente significativa.

Liderazgo De Mujeres

Encuestados sobre el nivel de satisfacción y compromiso de sus empleados, el nivel de participación de personas con líderes masculinos es inferior que el de personas que trabajan con mujeres. También los encuestados le dan mayor importancia a habilidades interpersonales, como que el líder ‘inspire y motive’, ‘comunique poderosamente’ o ‘colabore y trabaja en equipo’. Las mujeres destacan más en estas categorías.

En la publicación explican: «Nuestro análisis se hace eco de lo que los investigadores encontraron en el estudio mencionado anteriormente sobre gobernadores estadounidenses: que las líderes femeninas expresaron más conciencia de los temores que los seguidores pudieran estar sintiendo, preocupación por el bienestar y confianza en sus planes».

Conclusiones de liderazgo

Por último, el estudio concluyó que en la época de crisis e incertidumbre como la de la pandemia, las características que tienden a ser más valoradas por los empleados de sus líderes son:

  • Capacidad de pivotar y aprender nuevas habilidades.
  • Enfatizar el desarrollo de los empleados.
  • Mostrar honestidad e integridad.
  • Sensibilidad y comprensión el estrés.
  • La ansiedad y la frustración que sienten las personas.

«Nuestro análisis muestra que estos son rasgos que más a menudo son mostrados por las mujeres. Pero a medida que la crisis continúa y se intensifica en muchos lugares, todos los dirigentes, independientemente de su género, deben esforzarse por satisfacer esas necesidades», concluye el estudio.