Espectáculos

Shakira se defendió tras aparecer en los Pandora Papers

La cantante aseguró que las sociedades que abrió en las Islas Vírgenes Británicas fueron "debidamente declaradas" y son "totalmente transparentes"

Shakira
@shakira

Era cuestión de tiempo para tener una reacción de la cantante colombiana Shakira.

¿Por qué? Luego de ser parte de la lista de los implicados por la investigación Papeles de Pandora.

Shakira se defendió

La intérprete aseguró a través de un comunicado que las sociedades que abrió en las Islas Vírgenes Británicas fueron «debidamente declaradas» a la Hacienda española, por lo que son «totalmente transparentes» y están ya en proceso de liquidación.

Así, Shakira se defendió, explicando que se trata de sociedades constituidas «conforme a la legislación aplicable» y «muchísimo antes» de que estableciera en España su residencia habitual.

Esas sociedades fueron «debidamente declaradas» a las autoridades tributarias españolas por medio del impuesto del Patrimonio y el de la Renta de las Personas Físicas.

Aunque en su momento se constituyeron con un «fin operativo concreto».

Al día de hoy carecen de rentas y actividad y se encuentran en proceso de liquidación, explicó.

Recordemos que los Papeles de Pandora proceden de las averiguaciones del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Lee también: Pandora Papers: Chayanne y Luis Miguel se suman a la lista de famosos implicados

Problemas fiscales

Debemos recordar que esta no es la primera vez que la artista se ve involucrada en problemas monetarios con la Haciendo Española.

Durante el mes de julio, un juez de Barcelona, dejó a Shakira a un paso de ir a juicio por apreciar “indicios suficientes” de defraudar a Hacienda, simulando no residir en España y ocultando su renta mediante un entramado societario con sede en paraísos fiscales, entre 2012 y 2014.

Hasta el momento, la cantante colombiana ya ha pagado 14,5 millones de euros que la Agencia Tributaria le exigía, más otros tres millones en intereses.

Aún así, niega el fraude fiscal con el argumento de que su presencia en España era aún esporádica esos años.