Espectáculos

Rodrigo Sepúlveda sorprende a su esposa en vivo «Mi amor estoy al aire»

Mientras hablaban de la apertura de las discoteques, al periodista se le ocurrió llamar a su esposa para hacerle una pregunta.

Periodista
@rodrigosepulvedalara

Este domingo durante la transmisión de “Meganoticias”, el conductor Rodrigo Sepúlveda del noticiario, protagonizó un singular momento.

Mientras hablaban de la apertura de algunas discoteques en Rancagua y Punta Arenas, tomó el teléfono y llamó a su esposa para consultarle cuando fue la ultima vez que fueron a una de estas.

Rodrigo Sepulveda
Créditos @rodrigosepulvedalara

Mientras la periodista Javiera Stuardo realizaba un despacho hablando del tema le consultó cuando había sido la ultima vez que estuvo en una discoteque.

El conductor del noticiario dudó un rato y reconoció no acordarse, en ese momento tomó el teléfono y llamó a su esposa.

“Ayer, ayer fui… Mentira. No voy a una discoteca a bailar… déjame que voy a llamar a mi señora. Déjame llamar a la Paula en vivo. Para preguntar… para no embarrarla”, fue lo que dijo Sepúlveda al aire.

El divertido momento al aire

La impresión se dejó sentir en Javiera y las personas que lo estaban viendo, cuando sin pensarlo le marcó a su esposa para hacer la consulta.

Al lograr comunicarse comienza “Mi amor, estoy al aire, ¿estas con algún televisor por ahí o no? Prende el televisor para que sepas que estoy trabajando” bromeó.

Sepulveda Y Familia
Créditos @rodrigosepulvedalara

Acto seguido le comentó que estaba en despacho con la periodista Javiera Stuardo y que le había hecho la pregunta.

¿Cuándo fue la última vez que fui a una disco? ¿Tú te acuerdas? Le consultó Rodrigo Sepúlveda a su esposa.

Paula, esposa de Rodrigo, sin entender lo que estaba pasando contestó “No me acuerdo bien, hace mucho tiempo como 10 años”.

En ese instante el periodista puso el teléfono en alta voz y cerca del micrófono para que se pudiera escuchar mejor.

“Yo creo que la última vez que bailamos fue en un matrimonio” dijo Sepúlveda, finalizando la llamada con un “No te molesto más. Un abrazo grande. Te lo cedo” dijo en broma y cortó el teléfono.