Espectáculos

Cómo es el lujoso colegio de los hijos de Shakira y Piqué

De la relación que duró doce años nacieron Sasha y Milán, de 9 y 7 años de edad. Ambos estudian con hijos de otras celebridades.

Shakira Y Sus hijos
Instagram: @shakira

Hace unos días, ue confirmada la separación de Shakira y Gerard Piqué. Sin embargo, ambos siguen en el ojo del huracán por convertirse en un tema más que mediático.

Fue hace dos fines de semana que la agencia de comunicaciones que lleva las relaciones públicas de Shakira envió un breve comunicado a la agencia internacional de noticias EFE. «Lamentamos confirmar que nos estamos separando. Por el bienestar de nuestros niños, que son nuestra máxima prioridad, pedimos respeto a la privacidad. Gracias por su comprensión«, dijo el texto.

Desde entonces, no han dejado de circular rumores y teorías sobre las causas de la separación, así como sobre lo que pasará ahora, especialmente con los hijos de Shakira y Piqué.

Una de las especulaciones apunta a que Shakira ya habría inscrito a sus hijos, Sasha y Piqué, en un colegio en Miami, aunque esta información no fue negada ni confirmada por la cantante.

Lo cierto es que actualmente, los hijos de Shakira y Piqué cursan sus estudios en un lujoso colegio llamado American School of Barcelona. De hecho, allí son compañeros de hijos de otras celebridades.

Así es el colegio donde asisten los hijos de Shakira y Piqué en Barcelona

En el colegio al que asisten Sasha y Milán estudian otros 900 niños con educación personalizada. Es decir, cada aula no tiene más de 8 estudiantes.

El precio anual de esta institución asciende a unos 21 mil euros por cada alumno. Por lo tanto, Shakira y Piqué estarían pagando más de 40 mil euros al año por la educación de sus hijos.

En Twitter, un usuario compartió fotos del colegio por dentro:

Luego del verano 2022 en el Viejo Continente, la ex pareja deberá decidir si los pequeños vuelven -o no- a cursar en la lujosa institución ubicada en Barcelona.

Lee también: Separación de Shakira y Piqué: la tercera en discordia rompió el silencio