Espectáculos

Documental de Netflix revela que Britney Spears reclama su libertad desde 2009

‘Britney vs Spears’ se estrenó en la plataforma de streaming, donde se revela una serie de documentos donde la cantante explica que lleva años sin ser feliz

Britney Vs Spears
Netflix

¡Llegó el día! Netflix estrenó Britney versus Spears, documental sobre el largo proceso de tutela que ha vivido la cantante y lo que ha generado el movimiento #FreeBritney.

Y para sorpresa de mucho fue que Britney Spears reclama su libertad desde 2009

¿De qué trata?

Este nuevo documental está dirigido por Erin Lee Carr, el que entrega el testimonio de la periodista Jenny Eliscu, quien realizó dos artículos con la cantante que fueron portada de la revista Rolling Stone.

Jenny Eliscu reveló que en 2009 preparaba otra nota sobre lo que ocurriría con Britney Spears en ese entonces, recién con un año bajo la tutela.

Por eso, se unió a la ex pareja de Spears, Adnan Ghalib, y a su ex mánager, Sam Lufti, para que firmara un documento donde solicitaba al Tribunal Supremo de Los Ángeles poder cambiar a su abogado, porque no confiaba en el que le había asignado, Sam Ingham.

Para lograr la hazaña, Eliscu tuvo que entrar al hotel Montage en Los Ángeles y lograr burlar la seguridad que rodeaba a la artista para poder reunirse con ella en un baño y que firmara. 

De esta manera, se confirma que Britney Spears reclama su libertad desde 2009.

Lee también: Netflix admite el éxito de «El juego del calamar»

#FreeBritney

La periodista confirmó en el documental de Netflix que logró obtener la firma de Britney, algo que ella le agradeció.

Pese a los intentos, la corte terminó denegando la solicitud, argumentando que por su condición, no tenía la libertad de escoger a su propio abogado.

A once años de ese episodio, la conocida como la Princesa del Pop logró finalmente tener la oportunidad de optar por un abogado de su confianza, responsabilidad que recayó en Matthew Rosengart.

Su nuevo abogado logró provocar que Jamie Spears presentara la documentación legal para solicitar a la justicia dejar de ser el tutor legal de su hija. 

El documental de Netflix incide en que Britney Spears lleva hace 13 años reconvertida de nuevo en una adolescente a la espera de la mayoría de edad para hacerse cargo de sí misma, pero lo cierto es que tiene 39 años y no posee el control de su vida.