Espectáculos

Adriana Barrientos recibe crueles comentarios por su cuerpo

La modelo e influencer de 41 años, Adriana Barrientos, recibió críticas desafortunadas sobre su aspecto físico.

Adriana.barrientos
Instagram

A través de su cuenta de Instagram, Adriana Barrientos compartió relajadas fotos desde El Arrayán.

Nada menos que disfrutando de una tarde de piscina.

Le llovieron críticas

‘Tu leona favorita’, escribió Adriana Barrientos para acompañar las imágenes en las que luce un revelados bikini en tonos fluorescentes.

Sin embargo, la imágenes no gustaron del todo a sus seguidores, quienes se centraron en su delgadez.

Y por lo mismo, la modelo e influencer nacional recibió despiadadas críticas.

‘Pareces un esqueleto’, ‘un par de cazuelas le hacen falta a la leona’ y ‘hay más chala que el cuerpo’, fueron algunas de las críticas despiadadas que recibió Adriana Barrientos.

Revisa: Adriana Barrientos recibe amenaza tras polémicos dichos: «Me quiere agredir»

Y aunque otras veces la ex chica reality ha salido a responder y a defenderse, en esta oportunidad ha mantenido el silencio.

Su  nueva intervención

Por otra parte, Adriana Barrientos sorprendió hace unos días al mostrar el nuevo retoque que se hizo en el rostro.

Sumándose a una tendencia popular entre las celebridades, la modelo se sometió al ‘foxy eyes’, que es una técnica no quirúrgica que da como resultado una mirada felina, intensa y juvenil.

Se trata de una procedimiento sencillo, con anestesia local, en el que se inserta un hilo en la zona superior del rostro, para generar así un efecto lifting en los ojos.

‘Miren como estoy, con la cara totalmente hacia arriba. Se levantó todo lo que se había ido con la gravedad y miren que maravilla’, comentó Adriana Barrientos al compartir una foto de su nuevo rostro.

Pero la ‘leona’ no solo se retocó la mirada, sino que además se puso hilos tensores para alzar sus pómulos.

Todo esto, que se suma a otras intervenciones que Barrientos ya se había hecho a mediados de año. Entre ellos, un microblading, que es una técnica de tatuaje semipermanente, ideal para reconstruir o realzar las cejas.

Y una micropigmentación de labios, con el objetivo de dar mejor forma y color a la boca.