Amor

Las 5 posturas sexuales para intentar con una silla

Si buscas reinventar tus sesiones de sexo en casa, una opción es salir de la cama y usar una silla para experimentar con otras posiciones.

posturas de sexo con una silla

Con la cuarentena y las pocas posibilidades de salir, especialmente para diversificar la intimidad en la cama. Una buena opción para salir del dormitorio e intentar algo más fuera de la rutina es la silla. Porque si, no todo tiene que ser en posición horizontal.

El columnista y experto en sexo, Zachary Zane, dijo a Shape que tener relaciones en una silla ha sido poco utilizado. «La cosa con el sexo en una silla es que no es siempre intuitivo. Te toma más trabajo descifrar los ángulos, pero cuando lo hagas, valdrá la pena», agregó.

Aquí te dejamos algunas posturas sexuales ideales para tener sexo en pareja en una silla.

La silla como tu mejor amiga

  • El baile hot 2.0

Tal como a veces se ve a las strippers dándoles un baile sexy a los clientes en el regazo de ellos, algo así puedes hacer con tu pareja en una silla firme (sin rueditas por favor).

También se necesita una pared sin nada, que no tenga marcos o cuadros.

El que da placer se sienta con las piernas juntas, en una silla sin brazos, con las rodillas tocando la pared. Luego el que recibe, se pone a horcajadas en el regazo del otro, apoyando su espalda en la espalda y ondulando sus caderas para controlar la penetración. Las manos del que da son libres para tocarte por donde sea.

  • La postura de las tres piernas

Aquí ambos están de pie, pero la silla sirve para que tu apoyes una de tus piernas, manteniendo mejor balance y así tu pareja no tiene que mantener todo el peso, pero si debe ayudarte a mantener el balance. Esta posición es ideal para sexo anal o vaginal, porque su rango de movimiento es más limitado.

Eso sí, esta posición es más fácil para quienes tienen una altura similar. Si tienen mucha diferencia, mejor opta por alguna otra de las que te dejamos.

  • La posición de reina o queening

Para esta lo mejor es que sea una silla de estatura baja, que no tenga brazos. O si tiene, que sean cómodos.

Si quieres dar o recibir sexo oral, la silla es una buena opción. Puedes ampliar tus piernas si no tiene brazos la silla o si no, puedes poner una pierna encima de uno de estos.

Esta posición tiene el nombre de reina, porque normalmente es ideal para mujeres, ya que aquí la que controla el ritmo o de poner tu vulva sobre la boca de tu pareja depende de ti. Ahora, también la puedes adaptar para la pareja fálica.

  • Doggy style en la silla

Lo mejor es una silla mediana o una que tenga un respaldo bajo. Haz que tu pareja se pare detrás tuyo, para que te penetre desde atrás, mientras tu estás de pie, doblada de la cintura, hacia adelante, apoyando tus manos en el asiento de la silla. Usa la silla para mantenerte firme y en balance. Aquí la persona que recibe puede lucirse, moviéndose hacia adelante y atrás, mientras que su partner logra tener una gran visión trasera.

En esta postura, el que recibe también puede mantener el control del ritmo de la penetración lo que es ideal para quienes han tenido dolor en medio del sexo.

  • La carretilla 

Lo ideal aquí es una silla otomana o un sillón. Aquí la pareja que penetra se sienta, mientras que quien recibe se debe poner en posición de cowgirl pero invertida. O sea, apoyando las manos en el suelo, mirando hacia el piso y con tus piernas a los lados de tu pareja.

Esta es una postura para los más arriesgados. Si te asusta, mejor usar otra del repertorio, pero si quieres un desafío, es una gran opción. Aquí el que recibe debe ser capaz de soportar su peso en los brazos, si no quieres doblarte totalmente hacia el piso, también puedes hacerlo, apoyándote de una pared.

Expertos recomiendan hacer esta posición para variar, pero tampoco para hacerla 10 minutos seguido.