Actualidad

Princesa Amalia también podría ser reina de Países Bajos si se casa con una mujer

Desde el Gobierno aseguraron que no es impedimento para la futura reina de Países Bajos casarse con alguien de su mismo sexo.

Reina Paises Bajos
GettyImages

Si un heredero al trono de Países Bajos quiere ser rey o reina debe casarse con una persona de sexo distinto, sin embargo esto podría cambiar.

Recordemos que el país fue el primero del mundo en legalizar el matrimonio homosexual en 2001, por lo que la próxima reina podría ser una persona de la comunidad LGTB.

La discusión sobre este tema comenzó luego que un diputado del Partido Liberal de los Países Bajos hizo una importante pregunta relacionada con la princesa Amalia. «¿Qué ocurre si, en pleno siglo XXI, la princesa Amalia quiere contraer matrimonio con una mujer?» expresó.

Y esta interrogante obtuvo una buena respuesta, ya que el jefe de Gobierno Mark Rutte aseguró que «no será un obstáculo» para el gabinete, sea quien sea el heredero del trono.

«El heredero también puede casarse con alguien del mismo sexo»

«El Gobierno cree que el heredero también puede casarse con una persona del mismo sexo y no ve un obstáculo legal permitir el matrimonio de un heredero con una persona del mismo sexo», aseguró Rutte.

Luego agregó que «por lo tanto, el gabinete no considera que un heredero al trono o el rey deba abdicar si desea casarse con una pareja del mismo sexo». Es así como la princesa Amalia podría casarse con una persona de su mismo sexo, si lo desea.

Reina Paises Bajos
Créditos: GettyImages

Además, el primer ministro del país, ha garantizado que el Congreso no solo reconocería el matrimonio sino que, además, se haría lo posible para garantizar la cuestión sucesoria. Aunque la Constitución solo permita reinar a un «descendiente legal».

Con respecto a la heredera del trono de los Países Bajos, la princesa Amalia, que jamás se ha referido a su orientación sexual, cumplirá 18 años en diciembre y comenzará sus estudios universitarios en 2022.

Te puede interesar: «La realeza británica deslumbró en la alfombra roja de “No Time to Die” de James Bond»