Actualidad

Gimnastas alemanas usan uniformes completos para rechazar la sexualización del deporte

Es la segunda ocasión en la que gimnastas alemanas usan traje de cuerpo entero para denunciar la sexualización de la imagen de deportistas.

Gimnastas Alemanas
Getty Images

Luego de la polémica de las deportistas noruegas que se rehusaron a utilizar bikini para la competencia de balonmano, un nuevo grupo de gimnastas alemanas mostraron su rechazo a la sexualización en el deporte.

El equipo de gimnasia femenino de Alemania ha decidido renunciar al uso de uniformes con corte de bikini. En su lugar, las deportistas utilizarán un traje de cuerpo completo en sus presentaciones en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Esta decisión, ha sido calificada como una declaración contra la sexualización por la Federación Alemana de Gimnasia.

Los trajes utilizados por el equipo de gimnastas cubren hasta el tobillo, contrastando con los leotardos (vestimenta) de corte alto que usan muchas otras gimnastas.

gimnasta alemana
Getty Images

Según el medio CNN, una de las gimnastas alemanas declaró «Se trata de lo que se siente cómodo». Además Elisabeth Seitz agregó «Queríamos mostrar que cada mujer, todo el mundo, debería decidir qué ponerse».

Respecto a esto, la Federación Alemana de Gimnasia declaró en abril que estos atuendos son una declaración contra la «sexualización en la gimnasia» y además agregó que «el objetivo es presentarse estéticamente, sin sentirse incómodo».

Según la Federación Internacional de Gimnasia, organismo rector de la disciplina, se permite la vestimenta de gimnasia con mangas completas o medias y cubiertas para las piernas en la competencia, siempre que el color coincida con el traje.

Apoyo de los entrenadores

El equipo alemán comentó además, que tomaron la decisión de usar uniformes completos en los JJ.OO. como grupo y apoyadas por sus entrenadores.

«Los entrenadores también estaban muy interesados» sostuvo la gimnasta Sarah Voss. La deportista además agregó que los entrenadores «dijeron que querían que nos sintiéramos más seguras y cómodas en cualquier caso».

Esta actitud por parte de sus monitores motivó a las gimnastas a escoger este nuevo tipo de traje. De hecho, Elisabeth Seitz afirmó que usar ese traje era una cuestión de elección y comodidad.

Además agregó que «Eso no significa que no queramos usar el leotardo normal más. Es una decisión día a día, basada en cómo nos sentimos y qué queremos. El día de la competencia, decidiremos qué ponernos».