Actualidad

Jugadoras del equipo noruego de balonmano se niegan a usar bikini para jugar

A pesar de la obligación de usar bikini, las jugadoras decidieron cambiar su vestuario por un short y el mismo sostén deportivo.

Equipo Noruego De Balonmano
Getty Images

Las jugadoras del equipo noruego de balonmano están en el centro de la polémica. Esto, luego de su decisión de no usar indumentaria acorde a las normativas en el Campeonato Europeo 2021.

De acuerdo al reglamento de la disciplina, «las mujeres deben usar un bikini donde la parte superior debe ser un sostén deportivo ajustado con aberturas profundas en los brazos… La parte inferior no debe tener más de diez centímetros en los lados».

Pese a la crítica por «saltarse las reglas», el equipo decidió jugar con shorts, pero poco antes de salir a la cancha, recibieron una advertencia.

El equipo, que debutaría con el grupo de Hungría, recibió la advertencia que si no vestían de acuerdo a las reglas, serían eliminadas.

Antes de este hecho, las seleccionadas noruegas estaban dispuestas a pagar la multa de 50 euros por jugadora si no se cumplía el reglamento. Pero, las amenazas no quedaron ahí.

«Primero nos hablaron de una multa de 50 euros por persona y partido, algo que nos habría valido una multa de unos 4.850 euros» explicó Katinka Haltvik a la emisora ​​NRK.

«Lo aceptamos… Sin embargo, justo antes del partido nos dijeron que seríamos descalificadas si jugamos así. Así que tuvimos que ir con la parte de abajo del bikini» agregó.

Respuesta de la Federación de Balonmano

A pesar de las acusaciones, desde la Federación Europea de Balonmano aclararon que nunca estuvo entre las opciones una sanción deportiva.

Finalmente, y debido al apoyo que el equipo noruego de balonmano ha recibido hasta ahora, existe la opción de que se pueda cambiar el reglamento a futuro.

«Hemos perdido jugadoras por los trajes. Las jugadoras me dicen que están incómodas, se sienten desnudas y observadas» sostuvo Valérie Nicolas a Fox News, quien es la directora de la selección de Francia.

Además de esto, Valérie Nicolas añadió que «Es un deporte con mucho movimiento y el bikini te obstaculiza… También hay malestar asociado con la menstruación y no menos importante con la religión».