Actualidad

Indignación en Redes Sociales: En pleno toque de queda una fiesta en Barrio Bellavista

La situación se da posterior al partido de Chile y el toque de queda, en una "congregación improvisada" que se convirtió en pista de baile.

Fiesta clandestina en Barrio Bellavista causa indignación en redes sociales
Getty Images

En la noche de este viernes, usuarios en redes sociales difundieron imágenes de una gran fiesta clandestina en Barrio Bellavista.

En la que no se respeta la distancia social y en muchos casos el uso de la mascarilla.

El hecho ocurre luego del toque de queda y al término del partido de Chile contra Brasil por los cuartos de final de la Copa América.

Fiesta clandestina en Barrio Bellavista

La comuna de Recoleta, que colinda con providencia, se encuentra en Fase 2 del Plan Paso a Paso, por lo que se permite el funcionamiento de los restaurantes en terrazas o espacios al aire libre y en grupo de no más de cuatro personas.

Asimismo, los eventos al aire libre que no cuenten con consumo de alimentos, se permite un aforo de hasta 20 personas, mientras que en los que sí se cuente con consumo de alimentos, este se reduce a 10 personas.

De esta forma, también hubo personas que se preocuparon por la situación, debido a que se infringían las normas y se pasaba por encima de quienes se encuentran realizando cuarentena efectivas.

Además, siempre están los creativos, quienes lo nombraron como una «Variante Bellavista».

En esa misma línea, hay quienes se preguntaron ¿Cómo se llevó a cabo siendo que a dos cuadras hay un monumento resguardado por Carabineros?

Recordemos que «Plaza Baquedano» ha sido el lugar en que se han concentrado las manifestaciones desde el estallido social del 25 de octubre del 2019.

Esta «Congregación improvisada», según relató el capitán Miguel Jiménez, comenzó con un par de personas y un parlante, que fueron llamando la atención de quienes salían de los distintos locales comerciales del sector.

Las personas bailaron, cantaron y comenzaron a cortar el tránsito, lo que provocó el actuar de fuerzas de Control de Orden Público, lo que provocó que muchos escaparan.

Aún así, tres personas fueron detenidas por infringir el toque de queda, a las que se les realizó un control y no portaban los permisos correspondientes.