Vida sana

Estudian efectos del levantamiento de pesas en la grasa corporal

Si te gusta ejercitarte levantando peso y necesitas reducir tu grasa corporal rápidamente, ¡Esta puede ser una buena noticia para ti!

Levantamiento De Pesas Reduce Grasa Corporal
Getty Images

Un reciente estudio publicado por la Federación de Sociedades Americanas de Biología Experimental (FASEB por sus siglas en inglés), reveló que el entrenamiento con pesas es capaz de modificar el funcionamiento interno de las células, generando efectos en la grasa corporal.

¿Qué efectos tiene en nuestro cuerpo el levantar peso?

En la investigación se pudo determinar que, tras el levantamiento de pesas, los músculos liberan material genético que fluye hasta las células adiposas, desencadenando procesos relacionados con la quema de grasas.

Son diversos los estudios que respaldan la idea de que el entrenamiento con pesas tiene la capacidad de modificar el metabolismo y la densidad de nuestra cintura, ya que aumenta el gasto calórico y la quema de grasa durante al menos 24 horas después de haber realizado el ejercicio, tanto en mujeres jóvenes como en hombres con sobrepeso y atletas.

Getty Images

Parte de este efecto se debe a que el músculo está metabólicamente activo y sigue quemando calorías. Entonces, al aumentar la masa muscular del cuerpo a través del levantamiento de peso, el gasto energético y los índices metabólicos en reposo deberían también aumentar.

Por ejemplo, luego de seis meses de levantamiento de pesas, los músculos queman más calorías sólo por ser más grandes. Pero ojo, porque eso no explica totalmente el efecto analizado, ya que crecer en masa muscular requiere de tiempo y constancia, pero la reducción de grasa por entrenar con pesas se produce justo después de practicar el ejercicio.

¿Cómo se reduce la grasa en el cuerpo después de ejercitarse?

Tras el estudio, se llegó a la conclusión de que el entrenamiento con pesas, al igual que el ejercicio aeróbico, reduce la grasa corporal mediante la creación de pequeñas burbujas en los músculos, liberando señales genéticas que alertan a los tejidos adiposos para que se descompongan.