Vida sana

3 ejercicios para realizar en la oficina o en casa si pasas muchas horas sentado

Te compartimos 3 sencillos ejercicios que te activaran durante las largas jornadas de trabajo o estudio frente al computador.

Ejercicios Que Te Activaran
gettyimages

Desde que la pandemia nos obligó a tomar distancia muchos trabajos se trasladaron a la casa. Extenso es el tiempo que pasamos frente al escritorio sin pensar en nuestra postura y músculos.

En las últimas semanas ya hay algunos rubros que están retornando a la presencialidad, es por eso que aquí te traemos 3 ejercicios que son discretos de realizar desde tu puesto de trabajo o si te encuentras en tu casa.

Aunque seas una persona activa, trabajar horas y horas sentado en una silla te acabará pasando la cuenta, pon en marcha estos sencillos ejercicios que te activarán y siente la diferencia.

“Suelta” las cervicales

Lleva la cabeza hacia uno de tus hombros, como si quisieras acercar la oreja, pero no levantes tu hombro, solo inclina la cabeza. Pasa el mismo brazo donde te apoyas, sobre tu cabeza y apoya la mano suavemente en un lateral de tu cabeza.

Mantén los hombros bajos y relajados y sentirás como se estira todo el lateral del lado más lejano al hombro.

Repite con el lado opuesto y después di «sí» y «no» con la cabeza suavemente.

Activación escapular

Un ejercicio sencillo que podemos realizar sentados sobre nuestra silla.

Coloca las palmas de las manos sobre la pared a la altura de los hombros. Si no tienes una pared cerca puedes hacerlo al aire.

En esta posición realizaremos, con las palmas bien estiradas, un movimiento de escápulas hacia delante, buscando sacar una especie de joroba, seguido de un movimiento de retracción escapular o juntar escápulas en la parte posterior, buscando sacar el pecho hacia delante.

Leer también: Legumbres: conoce sus beneficios y propiedades

Estiramiento del “túnel carpiano”

Sentados en una silla puedes realizar tres tipos de movimientos.

Inicia juntando las palmas de las manos a la altura de tu rostro, los antebrazos también van unidos. En dicha posición inicial solo tendremos que llevar nuestras manos, manteniéndose unidas, hacia la parte baja de nuestro esternón al mismo tiempo que vas separando los brazos. 

El primer movimiento partiría desde nuestro rostro hacia abajo. El segundo movimiento es devolverse a la misma posición. 

Para el tercer movimiento debes colocar tus manos unidas a la altura del pecho y con tus dedos apuntar hacia al frente y estirar los brazos para juntarlos hacia adelante. Tus brazos deben ser una prolongación a la perpendicular del mismo esternón. 

¿Qué te parecieron estos sencillos ejercicios que te activaran?