Concursos

Novio muere frente a su prometida momentos antes de casarse

Una lamentable historia sucedió en Reino Unido, dónde un matrimonio no pudo llevarse a cabo por la muerte repentina del novio.

novio murió
Getty Images

Alison Wynn, de 38 años, iba a casarse con su pareja, con la que llevaba de 21 años de relación, el 25 de junio cuando ocurrió la tragedia. En el lugar, el novio murió frente a su prometida, minutos antes de celebrar la boda.

Según han reportado variados sitios, la historia sucedió en Reino Unido, cuando Paul y Allison Wynn estaban por casarse.

Los médicos le dijeron a Paul Wynn, de 57 años y padre de 11 hijos (cinco de ellos con Alison Wynn), que padecía cáncer solo ocho días antes de la boda.

Indicándole que el cáncer se había extendido al páncreas y que le quedaban entre seis semanas y dos meses de vida.

Luego de conocer la devastadora noticia la pareja, que se comprometió en octubre de 2019, decidió adelantar su ceremonia, prevista inicialmente, para el 16 de julio. Esto en un intento por asegurarse de que pudieran casarse en el poco tiempo que les quedaba juntos.

«Si hubiera sabido que no teníamos mucho tiempo, habría intentado organizar la boda para el comienzo de la semana», dijo Alison Wynn al medio Ayrshire Live. «En realidad, nunca recibió ningún tratamiento».

La tragedia

Alison Wynn comentó que mientras iba caminando por el pasillo de la iglesia, pudo ver cómo Paul se desplomaba. Ante esto, corrió hacia él. «Cuando llegué a él, lo llamé un par de veces», cuenta.

«No se dio la vuelta, no me miró y me derrumbé y comencé a gritar su nombre» agregó Alison, sobre cómo murió su novio.

Aunque llamaron de inmediato a los servicios de emergencias. Éstos intentaron reanimarlo con resucitación cardiopulmonar y un desfibrilador, pero fue en vano.

Alison cuenta que su pareja fue por primera vez al médico en mayo de este año con quejas sobre el sangrado constante de su ombligo. Ella también estaba alarmada por la cantidad de peso que estaba perdiendo.

Más tarde tuvo problemas para comer y retener los alimentos y, finalmente, solo pudo consumir líquidos cuando recibió el diagnóstico de cáncer, pocos días antes de su muerte.

«Parece que fue ayer cuando sucedió. Tengo que levantarme y moverme todos los días por el bien de mis hijos, pero no puedo comer», explicó Alison al dicho medio.