Tendencias

Jardín Japonés de Santiago: ¿Se puede recorrer con perros?

Atención con este panorama. Acá te contamos sobre este especial lugar en Santiago y si puedes ir con tu mascota. 

Jardin Japones Pet Friendly
Instagram @parquemetminvu

El Jardín Japonés ubicado en el Cerro San Cristóbal en la Región Metropolitana parece ser un pequeño oasis en medio de la ciudad. 

Un lugar que busca recrear al Japón del año 1.300, destacando por sus árboles como el cerezo en flor, el acer japónico, el cotanaster rastrero, bambúes y azaleas. 

Cerrado por mucho tiempo en pandemia, el Jardín Japonés logró reabrir sus puertas tras una remodelación, con más de 4.500 metros cuadrados disponibles para recorrer con una bella vista a Santiago. 

Junto a Datómica, recorrimos este espacio mientras nos maravillamos con su molino de agua, su torre de piedra, sus estanques y su zona verde. 

La historia del Jardín Japonés

Este espacio se construyó por primera vez en 1978 por Tadashi Asahi, gracias al financiamiento de la Cámara Chileno Japonesa de Comercio.

Su diseño está inspirado en la arquitectura y arte japonés, de hecho, su principal objetivo es la contemplación de los alrededores. 

Un Jardín Japonés logra simbolizar la conexión entre lo sagrado y lo humano.

¿Es pet friendly el Jardín Japonés de Santiago?

Para preservar su entorno y sus áreas verdes, este Jardín Japonés no acepta la visita de perros por lo que no es pet friendly. Aunque el ParqueMet aclara que todo el resto del Cerro San Cristóbal se puede recorrer con tu amiguito. 

Tampoco se pueden hacer picnics ni otra actividad que ponga en riesgo el lugar. Para asegurar el lugar, hay guardias en la entrada. 

¿Qué días se puede visitar este espacio del ParqueMet?

El Jardín Japonés abre de martes a domingos, incluyendo los días festivos. Su horario es de 09:00 a 18:00 horas. 

¿Lo mejor? No tienes que pagar entradas, ya que es completamente gratuito. Aunque deberás caminar al menos 10 minutos para llegar a este, subiendo por el acceso de Pedro de Valdivia.

Lee también: Palacio Cousiño: La imperdible exposición de Vestuario y Patrimonio del Teatro Municipal