Realeza

Reina Isabel toma medidas legales frente a la publicación de las memorias de su nieto

Todo parece indicar, que la reina Isabel II se está preparando ante cualquier revelación que puedan hacer los duques de Sussex.

isabel II duques de Sussex
Getty Images

Al parecer la reina Isabel II ha decidido adelantarse a la publicación de las memorias de su nieto, el príncipe Harry. Con la experiencia de la polémica entrevista de los duques de Sussex con Oprah Winfrey, Isabel II ha decidido usar medidas legales que protejan a la Corona.

Recordemos que fue en marzo de este año, cuando el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, se presentaron ante la famosa conductora. En esa polémica entrevista, la pareja reveló algunas actitudes racistas que la Familia Real habría tenido con su hijo. Además, en la instancia, Meghan Markle comentó que tuvo pensamientos suicidas mientras aún pertenecían a ‘La Firma’.

Reina Isabel toma medidas legales

En ese contexto, una fuente cercana a la Corona aseguró al diario ‘The Sun’ que Isabel II ya está preparándose en el ámbito legal. «La sensación, que viene desde arriba, es que ya es suficiente… Hay un límite en cuánto qué más se aceptará» reveló la fuente.

Además de esto, comentó que esta es una forma de advertencia por parte de Isabel II hacia los duques de Sussex.

«Están consiguiendo abogados. Harry y Meghan serán conscientes y sabrán que no se tolerarán los ataques repetidos» sostuvo la fuente.

Por esto, «el equipo legal de la monarca está hablando con firmas con experiencia en difamación y privacidad«. Esto, para estar listos en el caso de que «alguien fuera nombrado en el libro y acusado directamente de algo, podría ser una difamación y, además, violar sus derechos a una vida familiar privada» agregó.

Algunas fuentes incluso mencionan que la Casa Real podría también mandar una advertencia a la editorial ‘Penguin Random House’. Responsables de publicar las memorias del príncipe.

Según la fuente, una de las grandes alarmas de que los duques de Sussex sigan revelando detalles de su vida en la realeza británica tendría que ver con «la preocupación de que el público estadounidense esté creyendo lo que dicen Harry y Meghan«.