Amor

¡Que vuelvan los detalles en las primeras citas!

Cuando vemos películas es típico ver algún detalle que marque la diferencia en la primera cita ¿Verdad? Hay un montón de cosas que se hacían antiguamente cuando dos personas se veían por primera vez que se han ido perdiendo con el tiempo ¡Queremos que vuelvan! 

– Apagar los celulares

Alguien que deje a un lado sus redes sociales para prestarte atención es algo que definitivamente marcará la diferencia. Hoy es casi imposible, así que queremos compartir con una persona que no esté en plena cita pendiente de su celular ¡Eso demostrará que de verdad está interesado!

– Llevar flores

Aunque suene un poco cursi, es algo que se ha ido perdiendo con el tiempo y es una de las muestras más románticas que existen. Además esa es una clara señal de que te quiere impresionar, porque realmente quiere conquistarte.

– Ser cortés

Esos hombres que aún abren la puerta del auto o acomodan la silla para que te puedas sentar, realmente demuestran su caballerosidad y quedan pocos. Si se muestran así durante la cita, probablemente también lo sean en su día a día.

– Ser puntual

La puntualidad no es algo que se lleva actualmente. No es bonito estar media hora esperando que tu acompañante llegue al encuentro. Marcará la diferencia si está ahí con anticipación y esperándote con una gran sonrisa.

– Buena conversación

Lo importante es que te sientas a gusto con las cosas que está hablando. Podrían ser cosas con respecto a su familia o anécdotas que te hagan reír ¡Por nada del mundo aguantes que te hable de su ex relación!

– ¡No al egocentrismo!

Hoy en día lamentablemente en algunas situaciones, habla más uno que el otro. Sería muy mal comienzo si la persona solo habla de él y no presta atención a lo que tú dices. Uno de los principales detalles es que te escuche y deje que te explayes como quieras.

– El final

Cuando la cita se termine la idea es que la persona que está contigo tenga el mismo ánimo que mostró desde un comienzo. Si ves que está desmotivado no lo obligues a nada, pero el broche de oro sería que pagara la cuenta, te diera un beso tierno, te fuera a dejar a tu casa y te enviara un mensaje para decirte lo bien que lo pasó junto a ti.