Tendencias

Por esta razón los abuelos deben implicarse en el cuidado de sus nietos

En el Día Nacional de la Abuela y el Abuelo, revisa qué dice un estudio sobre los ancianos que cuidan de sus nietos o, incluso, de personas no familiares.


Los abuelos que ayudan ocasionalmente a cuidar a sus nietos o apoyan a otros en la comunidad, tienden a vivir más tiempo que aquellos ancianos que no cuidan a otras personas.

Así lo reveló un estudio desarrollado en Berlín, Alemania, que reafirma la importancia de darles un rol más activo.

‘Este vínculo puede ser un mecanismo enraizado profundamente en nuestro pasado evolucionario cuando ayudar con los niños era crucial para la sobrevivencia de la especie humana’. Es lo que explicó Sonja Hilbrand, investigadora principal del estudio publicado en la revista Evolution and human behavior.

Se llegó a esta conclusión tras el seguimiento a más de 700 personas mayores de 70 años, en un periodo de 20 años.

Los científicos compararon a los ancianos que ayudaban a cuidar parcialmente a sus nietos, con ancianos que ayudaban a personas que no eran sus familiares, como amigos o vecinos, con otros que no cuidaban a nadie.

Revisa: Niña inventó tierna cortina para poder volver a abrazar a sus abuelos

Los resultados

Y en general, considerando incluso la edad de los abuelos y su estado de salud, el riesgo de morir en un periodo de 20 años fue menor en un 30% para los abuelos que cuidaban a sus nietos, que aquellos que no ayudaban en el cuidado de nadie.

La mitad de los abuelos que cuidaron de niños estaban vivos diez años después de la primera entrevista. Igual que los participantes que no tenían nietos, pero ayudaban a sus hijos adultos de alguna manera, por ejemplo, en tareas del hogar.

Por el contrario, cerca de la mitad de los participantes que no ayudaban a otros, murieron a los cinco años después del inicio del estudio.

La extensión de la sobrevivencia estuvo vinculada al cuidado de menores, incluso, cuando la persona que recibía el cuidado no era un familiar.

Así, la mitad de los ancianos, sin niños que ayudaron a amigos o vecinos, vivieron hasta siete años después que comenzó el estudio.

Sin embargo, aquellos que no ayudaron a nadie vivieron un promedio de cuatro años.

De esta forma, los científicos concluyeron que ayudar a brindar cuidado a otros puede mejorar el funcionamiento cognitivo, así como la salud física y mental.


Más en #Tendencias


Lo más reciente


Lo Más visto