FMDOS Verde

Así puedes crear una rutina de belleza eco-amigable

¿Qué esperas para intentarlo? Descubre aquí los cambios que puedes hacer en tu día a día para ayudar al planeta. ¡Son muy sencillos!

Así Puedes Crear Una Rutina De Belleza Eco Amigable

A lo largo de la vida podemos incluir diferentes hábitos positivos para el planeta, incluyendo una rutina de belleza y cuidado. 

La sostenibilidad es un concepto que poco a poco va ganando más fanáticos, y que hace referencia a realizar acciones que sean más respetuosas con el medio ambiente y el planeta. Y sí, tu también puedes tener una vida más sostenibles con las elecciones que haces con tus alimentos o incluso con los productos de belleza que utilizas. 

Estos cambios se pueden ver complejos en un inicio, pero es mucho más crudo escuchar que actualmente hay 25 billones de desechos plásticos en el océano, y al menos 268 millones de toneladas son generadas por residuos sólidos urbanos. 

Adoptar estos hábitos te permitirá limitar el uso de plástico, optar por mejores ingredientes, comenzar a reciclar, tener un consumo más responsable y dar una pequeña ayudita extra. 

Rutina de belleza

¡Conoce aquí cómo crear una rutina de belleza eco!

Toallitas húmedas por pads limpiadores

Una excelente opción para reducir tus desechos es reemplazar tus toallitas desmaquillantes o discos de algodones, por unos que sean de material reutilizables. 

Aquí puedes encontrar varias opciones en el mercado. La más económica son los pads tejidos o de material de algodón que se pueden usar varias veces. Su textura permite además un retiro completo del maquillaje y de todas las células muertas acumuladas durante el día. 

Recicla tus productos de baño

Quizás el reciclaje no te llame mucho la atención, pero con este puedes hacer una gran diferencia. Al terminar el contenido de tu champú, jabón o cremas, elimina las etiquetas y los residuos que puedan tener en su interior, y recicla los envases en algún punto limpio de tu ciudad.

¡Ojo! Que también puedes reciclar todo el packaging de un nuevo producto, ya sea el plástico o la caja en la que viene envuelto. 

Prefiere un cepillo de bambú

Dile adiós al clásico cepillo de plástico, para elegir este material que es compostable y biodegradable. Es una opción más ecoamigable, sobre todo porque cuando debas reemplazar tu cepillo, podrás sacar las cerdas y reutilizar la base de bambú.

Champú en barra

Invierte en productos sin envase

Sí, cada vez más marcas venden a sus clientes productos de belleza que no necesitan envase de plástico. Lo más famosos son las barras de champú y acondicionador de Lush, ya que vienen envueltas en papel reciclado y forman mucha espuma solo al combinarlo en tu pelo con un poco de agua. 

Compra local

Hoy existen muchas más alternativas de marcas sostenibles y productos innovadores. Otra excelente opción es comprar en tiendas a granel, donde no sólo venden alimentos, sino que también artículos de limpieza y aseo personal. ¡Solo necesitarás llevar tu antigua botella de champú, y rellenar hasta la cantidad necesaria!

Adopta un enfoque lento

¿Cuántas veces has comprado algo por impulso que por necesidad? Aquí también somos culpables, pero nunca es tarde para cambiar. 

Utiliza un producto para cada paso de tu rutina de belleza, y espera hasta que este se termine para comprar uno nuevo. Lograrás controlar tus hábitos de compra, evitar que tus productos se echen a perder una vez abiertos e incluso ser más consciente de aquellos cosméticos que son mejores para tu piel.

Evita las rasuradoras

Nos encantan porque nos sacan de apuro, pero también son un gran contaminante para el planeta. En el caso de que esta sea tu forma de depilación, siempre elige aquellas que puedan ser reutilizadas donde solo debes comprar el cabezal u optar por comprar una maquina de afeitar de acero inoxidable, que te durará toda la vida.