Espectáculos

Rosemarie Dietz compartió divertido video junto a su pololo

La ex chica reality Rosemarie Dietz, quien decidió darse una nueva oportunidad con su pareja, tras una infidelidad, se ve feliz y enamorada.

Rosemarie Dietz
Instagram

Fue a mediados de agosto que Rosemarie Dietz confirmó que había retomado la relación con su pareja, Cristóbal González.

Y es que la ex chica reality perdonó la infidelidad de la que fue víctima, dio vuelta la página y decidió darse una nueva oportunidad junto al hombre que incluso le había pedido matrimonio en el 2019.

‘Mi gente bella… como siempre gracias por el apoyo!! Y lo principal es que Dios nos hizo perdonar y ser perdonados… Estoy muy feliz y contenta… Disfruten y lo más importante… Vivan para ser felices’, escribió Rosemarie al confirmar la noticia en sus historias de Instagram.

‘El corazón sano y alegre perdona. Y sigue disfrutando sin que nadie lo apague. Consejo de Rose’, agregó la ex ‘Mekano’ en la misma publicación.

Y ahora, evidenciando que tomó la decisión correcta, Rosemarie Dietz compartió un video disfrutando de una cena junto a su galán.

‘Ajajjaa ridículo ❤️🤭😂’, escribió la ex ‘Mekano’ para acompañar el registro, en el que ambos se ven de lo más felices.

Revisa: Laura Prieto presentó a su nuevo pololo con tierna foto

‘Me quedé sin casa, sin marido’

En febrero pasado fue cuando la oriunda de Osorno irrumpió en la web delatando la infidelidad de Cristóbal González.

Todo comenzó cuando Rosemarie Dietz se lanzó contra la aparente amante del empresario inmobiliario.

‘Con la mara… con la que me c… Se las presento la p… de Valdivia. No dejen jamás que las pisoteen ni que les vean la cara nadie’, publicó en esa oportunidad la ex chica reality.

‘Gracias a todos por el apoyo.. Y sí, él me ilusionó, me enamoró, me prometió muchas cosas… Pero resulta que tenía a la scort que le paga y todo el mundo la conoce en Valdivia’, agregó en otro posteo.

‘Dios arrasó con todo en 4 días… Me quedé sin casa, sin marido y sin mi hija gatita… Pero al final de todo, gracias a Dios por abrirme los ojos… Duele, sí, pero siempre es para mejor’, relató Dietz en aquella ocasión.