Espectáculos

Marcela Vacarezza y Rafael Araneda contaron qué les dijeron cuando adoptaron a su pequeño hijo

La pareja refirió al proceso de adopción y al comentario que les hicieron cuando decidieron adoptar a su nuevo hijo

Marcela Vacarezza Y Rafael Araneda
Instagram @marcelavacarezza_

Este sábado 5 de marzo se estrenará la nueva temporada de La Divina Comida por las pantallas de Chilevisión

El primer episodio contará con la participación de Marcela Vacarezza y Rafael Araneda, quienes estarán acompañados de Douglas y Ana Sol Romero, además de Fernanda Alarcón y Giancarlo Petaccia.

En este contexto, Marcela Vacarezza y Rafael Araneda conversaron con Página 7 donde entregaron más detalles de lo que se podrá ver en el capítulo.

De esta forma, la pareja contó cómo adoptaron a su hijo y la influencia que tuvo su hija en este proceso.

Rafael Araneda aseguró que junto a su esposa y otras apoderadas participaron en una actividad del colegio movilizando a los niños. Fue en ese momento que Marcela Vacarezza le quiso mostrar algo. 

“Yo entro y hay una sala cuna, llena de cunitas perfectas, todas preciosas y de repente, por esas cosas, sin que nadie me diga nada, miro una cuna y ahí estaba el hue… y se me pega”, sostuvo el comunicador.

Además agregó que Fue un corrientazo de electricidad, de energía, de conexión. Yo dije este hue… es hijo mío. No sé qué hace aquí y a ella (Marcela) le había pasado lo mismo”.

¿Qué le dijeron a la pareja?

Los presentadores de TV mencionaron que cuando su nuevo hijo llamado Benjamín fue a la casa de ellos, les dieron un aviso.

“Es súper heavy lo que nos pasó y lo que sigue pasando, para mí no tiene explicación. La primera vez que durmió en la casa nos advierten desde el hogar: prepárense, porque no van a dormir nada” aseguró Rafael Araneda.

El comunicador también explicó que “nos decían que él era el que lloraba todas las noches. Él llegó a su cuna en la pieza que le teníamos en la casa y durmió 12 horas de corrido”.

Rafael Araneda afirmó que en su casa el niño durmió sin ninguna dificultad y que se ve diferente de cuando lo conocieron. Y agregó que el proceso de adopción esta bien, pero es lento.

Por su parte, Marcela Vacarezza finalizó la entrevista con el medio citado anteriormente asegurando que “al ser lento es una crueldad, porque el niño crece y después, el que quiere adoptar, no quiere al niño crecido y es súper cruel. Yo ya no quiero al niñito, que yo lo conocí guaguita y ahora tiene cuatro años”.

Lee también: La hija de Pampita usó un minilook con moño que enterneció a todos