Espectáculos

¡Les aseguró el invierno! Nano Calderón hizo particular regalo a sus vecinos

Nano Calderón hizo la buena acción del día y les regaló calcetines de polar a muchos vecinos de su edificio para que estén abrigados.

Nano Calderón

Nano Calderón hizo la buena acción del día y les regaló calcetines de polar a muchos vecinos de su edificio para que estén abrigados. El joven, tras equivocarse en una compra, decidió hablar por el grupo de Whatsapp de todos y ofreció la prenda.

Cada cierto tiempo, estamos acostumbrados a que Nano haga noticia por su extravagante estilo de vida. Hace unos meses, el joven daba que hablar por sus lujosas vacaciones en Cancún. Luego, quiso tapizar el piso de su departamento con muchísimos billetes de 10 y 20 mil pesos.

Hernán Calderón

Ahora, gracias a una equivocación al realizar una compra por una página web, el hijo de Raquel Argandoña, fue caritativo y repartió la mercancía entre todos los propietarios y arrendatarios del edificio.

Calcetines para todos de parte de Nano Calderón

A través de las historias de su Instagram, @nanocalderon97, el ex estudiante de derecho contó la chistosa anécdota que vivió este lunes.

«Les cuento que andaba buscando unos calcetines de polar y no pillé ni una we.., así que compré estos en Mercado Libre y miren todos los que vienen. Yo solo quería un par y ahora tengo hasta pa revender. En mi defensa puedo decir que están riquísimos«, comentó el joven.

Nano no supo que hacer con la gran cantidad que calcetines que pidió y decidió regalarlos. «Hola! Vecinos compré unos calcetines de polar para andar en la casa sin frío que me acaban de llegar y al parecer era un pedido mayorista. Yo ya saqué los pares que necesitaba, si alguien quiere unos para el frío los regalo», fue el mensaje que mandó Calderón a sus pares.

Nano Quiere Regalar Calcetines

Afortunadamente, la proposición del hermano de Kel Calderón tuvo buena llegada y varios le pidieron. «Por acá. Unos para la jefa y para mi jajaja si se puede«, «Hola, yo quiero dos pares porfi, uno rojo y uno verde«, fueron algunos de los mensajes que le llegaron a Nano.

El joven dejó una bolsa con las prendas en la entrada de su departamento y varios friolentos fueron en busca del preciado abrigo.