Espectáculos

Juan Pablo Queraltó mostró tierna foto de su perro Rodolfo

La mascota del animador de Sabingo aparece en la foto junto a su esposa, la cantante Fran Sfeir. La imagen enterneció a sus seguidores.

Juan Pablo Queraltó y Fran Sfeir
Instagram: @fransfeir

Si hay una historia de amor que cautiva a todos en el espectáculo chileno, esa es la de Juan Pablo Queraltó y Fran Sfeir, quienes enternecen a sus seguidores con cada vivencia y ocurrencia juntos, como pasó recientemente con una tierna postal junto a su perro, Rodolfo.

Juan Pablo Queraltó utilizó su cuenta oficial de Instagram para publicar una tierna postal familiar donde aparece Fran Sfeir y su perro, al que consideran un niño más en la casa:

Fran Sfeir Y Su Perro
Instagram: @jpqueralto

«Los regalones… mi @fransfeir y Rodolfo… Un Niño mas en la casa…. 😃😃😃🥰😍», escribió Juan Pablo Queraltó al pie de la fotografía de Fran Sfeir y el perro Rodolfo, en Instagram.

Llovieron los likes en la postal del perro de Juan Pablo Queraltó

Al cierre de esta nota, la publicación del animador de Sabingo tenía más de mil 300 likes, junto a varios comentarios.

«Que lindos 😍👏👏👏». «Bellos!! ❤️❤️❤️❤️». «Rodolfo preciosura, si es como tu dices un niño más en casa, se aman incondicionalmente ❤️❤️❤️❤️❤️». «Que foto más tierna». «Lindo Rodolfo ❤️». «Que tierno cuadro». «Que ternura❤️❤️❤️❤️❤️». «Rofolfo se deja querer». «Las mascotitas son unos niños mas se quieren montones y se sufren la perdida». «Te quiero muchooo». Esos fueron algunos de los comentarios que recibió en Instagram.

Además del perro Rodolfo, Juan Pablo Queraltó y Fran Sfeir tienen una hermosa familia formada con sus dos hijos, Amador y Clemente.

La historia de Fran Sfeir y Juan Pablo Queraltó es una de las más seguidas de la televisión. Una vez, en el extinto Bienvenidos, ella misma contó cómo empezó todo. Los dos se conocieron en una sala de ensayo donde él quedó impactado con la voz de Fran. De hecho, se le acercó por eso.

Allí empezaron las citas pero su amor por él comenzó como «un gusto adquirido» luego de varias salidas a comer, varias copas de vino y la caballerosidad de él. Luego, una tarde de domingo, Fran se encontró comprando sushi para ver a Juan Pablo en su casa. El amor ya había nacido y no había vuelta atrás.

Leer también: Fran Sfeir y JP Queraltó subieron divertido video que sacó risas