Espectáculos

Javiera Díaz de Valdés recuerda a su fallecido esposo con inéditas fotografías

A 5 meses de la muerte de Juan Manuel Vial, la periodista quiso dedicarle unas emotivas palabras al periodista.

Javiera Diaz De Valdes Pareja
@javdiazdevaldes

Fue el 5 de agosto del año pasado que se dio a conocer el triste fallecimiento de Juan Manuel Vial, la pareja de Javiera Díaz de Valdés.

El periodista y crítico literario tenía 49 años cuando murió producto de un cáncer, y desde ese entonces la actriz lo ha recordado en redes sociales.

En esta ocasión Javiera Díaz de Valdés compartió unas fotografías de quien fue su pareja, debido a que se cumplieron 5 meses de su partida.

«5 meses extranándote, te amo #viarosamackenna», fue el mensaje con el que la intérprete de «Verdades Ocultas» recordó a su esposo en sus historis de Instagram.

Javiera Diaz De Valdes Pareja
Captura: TiempoX

El mensaje de despedida de Javiera Díaz de Valdés

Recordemos que la también modelo y su fallecido esposo se casaron en 2017 en un íntima ceremonia en la comuna de Zapallar.

Javiera Díaz de Valdés y Juan Manuel Vial tuvieron un matrimonio bajo perfil, pero desde la muerte del comunicador, ella ha compartido más fotografías de él.

Y luego de su fallecimiento, la actriz reveló inéditas fotografías junto a unas emotivas palabras para decirle adiós.

«Me cuesta creer que dejaste este mundo tan veloz, brutal e intensamente, aunque así mismo lo viviste. Me siento tan afortunada de haber sido familia junto a Rosa y Bicho; también corta, intensa y velozmente», comenzó escribiendo Javiera Díaz de Valdés.

Te puede interesar: ««Volver a los 17»: Javiera Díaz de Valdés revela fotos de su adolescencia»

Luego recordó algunos momentos que vivieron juntos: «de nuestro viaje a la Patagonia, de los tomates que plantamos y vendimos, de tanta, tanta risa. Del delirante caldillo de congrio que nos cocinaste y que me enamoró platónicamente de ti 10 años antes de luego casarme contigo».

Luego Javiera Díaz de Valdés terminó dándole las «gracias, gracias, gracias, por haberme y habernos querido. No entiendo nada. Perdón por escribir tan mal, perdón por subirte a una red social. Llegaste puntual a celebrar a tu Anita. Te quiero hasta el infinito, Chincol».