Espectáculos

Ex participante de Amor Ciego, Angelica Lillo hoy vive en Chipre y tiene su propia agencia

Luego de su participación en Amor Ciego, Angelica se dedico a viajar y administrar su agencia, el amor la llevo a vivir a Chipre.

Amor Ciego Angelica
@angelicalillo

Tras el éxito que había tenido la primera temporada de “Amor Ciego”, el dating show de canal 13, en 2008 la casa televisiva estrena “Amor ciego 2”.

Amor Ciego
Crédito @vanitymodelsagency

Es en esta temporada en la que participo Angélica Lillo, como una de las princesas por las que tenían que luchar un grupo de hombres.

Luego de estar un tiempo en el encierro, Angélica fue eliminada del programa. Hoy está convertida en toda una empresaria y vive en Chipre.

Cuenta que cuando termino «Amor Ciego» estuvo viajando por distintos lugares, y trabajando para una agencia de modelo. Luego se le presento la oportunidad de abrir su propia agencia y ya en 2012 deje el país por completo.

Durante esos años ya trabajaba con modelos, es así como aprovecho su habilidad para hablar portugués e inglés, haciendo contactos para formar su propia agencia “Vanity Models”

cuenta que partió con aquellas modelos que conocía y que la mayoría eran sus amigas. También a esas alturas tenía varios amigos famosos que la ayudaron.

El amor se la llevó de Chile

Durante todo este proceso la exprincesa, conoció a su actual pareja. Un joven danés que estaba en Chile trabajando para una naviera.

Luego de estar un año pololeando, él tenía que volver a Chipre, cuenta “donde está el negocio de su familia, de navieras, barcos, hoteles, etc”.

Es así como sin pensarlo Angélica deja Chile, para irse a vivir al otro lado del océano junto a su novio.

Ya lleva 7 años fuera del país, aunque confiesa que, si no hubiese sido por el, no se habría ido.

Cabe destacar que la joven modelo ya habría vivido en lugares como Brasil y Francia, pero nunca estuvo más de un año.

Sin riesgo no se gana

“Si bien al principio estaba nerviosa, ya tenía el training de vivir afuera” comenta y confiesa que no se arrepiente de la decisión que tomo.

Por último, cuenta que tal vez en el pasado no estaba dispuesta a salir de su zona de confort, pero así mismo reconoce que con él fue diferente y se arriesgó por algo que valía la pena.