Espectáculos

Antonella Ríos apostó por nuevo look: «Ahora soy colorina»

La panelista de Me Late Prime, Antonella Ríos, sorprendió a sus seguidores con una melena totalmente diferente.

Antonella Rios Fotos Instagram (1)
Instagram @antonellarios

Antonella Ríos desató lluvia de halagos con su última publicación en redes sociales.

Y es que la actriz de 47 años mostró su nuevo y drástico cambio de look.

¡Sacó aplausos!

«Cuando mi querida Nati se pone manos a la obra nada puede fallar. Talentosa y creativa. Gracias a todas la chicas de @extensionesrapunzzel. Ahora soy colorina buena suerte 👩🏻‍🦰», escribió Antonella Ríos para acompañar un video mostrando el antes y el después.

Efectivamente, la panelista de Me Late Prime apostó por un cambio de look radical, ya que se modificó el corte de pelo, se tinturó de naranja y además se atrevió con extensiones.

«Te ves hermosa colorina», «espectacular el cambio» y «ese color te queda perfecto», fueron algunos de los comentarios que recibió en su cuenta de Instagram.

Lee también: Flaviana Seeling responde a críticas por posar con su hija en lencería

«Yo me dedico a batir la lengua, no el trasero»

Por otra parte, Antonella Ríos fue una de las figuras que apareció en el primer capítulo del programa de Mega, El Retador.

Sin embargo, su participación en baile no fue bien evaluada por el periodista argentino Marcelo Polino.

«Antonella me pareció muy simpática, se nota que tiene escenario. Pero creo que está más para cantar y bailar en una fiesta para los parientes, que para un escenario de este nivel«, comentó el hombre que oficia de jurado.

«Me pareció que es como la tía que saca al sobrino a bailar un rato, ¿viste? Lo hace lindo, con cierta gracia, pero no para el nivel de este show», agregó Polino.

Y aunque Antonella en ese momento guardó silencio, en Me Late Prime habló sobre cómo se sintió en el nuevo estelar.

«No me piqué, pero hay que darle papita al monito que quiere bailar… no sé cómo es el dicho. A mí no me hizo sentir mal, ni nada«, comentó sobre los dichos de Marcelo Polino.

«Dentro del contexto se entiende que yo era la parte polémica, la que iba a dar jugo… porque hablemos en serio, yo no bailo todos los días. Yo me dedico a batir la lengua, no el trasero», añadió la actriz y opinóloga.