Espectáculos

Amaro Gómez-Pablos se refirió a la carrera de modelaje de su hija: «Tiene los pies bien puestos sobre la tierra»

La hija de Amaya Forch y Amaro Gómez-Pablos inició su carrera de modelaje con solo 16 años. Revisa acá qué dijo su padre.

Amaro Gómez Pablos Hija
Créditos Instagram @elitemodel_chile @tvamaro

En marzo pasado, la agencia de modelaje Elite Model Chile ingresó a sus fichajes a la hija de Amaro Gómez-Pablos y Amaya Forch, Julieta Gómez-Pablos Forch. Una noticia que sin duda, llena a sus padres de orgullo, puesto que la modelo estaría iniciando su camino profesional con sólo 16 años.

Recordemos que antes de esto, Julieta Gómez-Pablos Forch protagonizó algunas campañas publicitarias entre 2018 y 2019.

Sobre el despegue de su carrera, Amaro Gómez-Pablos, padre de la joven, tuvo algunas palabras para la hija que tuvo con Amaya Forch. En entrevista con Página 7, el conductor de televisión se refirió con gran orgullo al camino forjado por su hija.

«Me gusta mucho su actitud porque lo cierto es que no se le van los humos a la cabeza» comenzó diciendo el conductor español al medio citado.

«Tiene los pies bien puestos sobre la tierra»

Además, el rostro de Canal 13C, reparó en que su hija toma esta oportunidad como algo que «puede hacer ocasionalmente». Incluso, reveló las intenciones de Julieta de ahorrar dinero para viajar y para el pago de su universidad.

Sobre esto, el conductor agregó «Le dije ‘no te preocupes, se supone que esa es mi responsabilidad'».

«Pero bueno, si quiere en parte asumir el desafío de estar a veces con estas fotografías publicitarias, me parece razonable» dijo luego el padre de Julieta.

Pese a esto, Amaro destacó el modelaje para Julieta Gómez-Pablos no era algo definitivo en el ámbito profesional. «No es, en todo caso, su propósito final en la vida, y me gusta cómo lo asume» dijo el conductor al medio citado.

«Ella tiene los pies bien puestos sobre la tierra» dijo el animador del programa Vidas de tierra y mar de Canal 13.

«Cuando ganas reconocimiento, si el día de mañana lo tiene, le digo que la fama es como un perfume: póntelo, si quieres, pero no te lo tragues» concluyó Gómez-Pablos.