Espectáculos

Amar Profundo: Marina le confesó a Eric que Gaspar es su hijo

Eric y Marina tuvieron una dura conversación donde ella le contó lo que realmente pasó con la prueba de ADN.

Marina En Amar Profundo
Captura MEGA

El capítulo 114 de Amar Profundo fue emitido este lunes 13 de junio por las pantallas de Mega. En su etapa más reveladora, la teleserie mostró a Marina en una dura y real conversación son Eric sobre Gaspar.

En el capítulo anterior de Amar Profundo, Marina y Cristóbal descubieron que Vanessa alteró el resultado de la prueba de ADN. Por lo tanto, Marina ya sabe que Gaspar sí es su hijo.

Esto fue precisamente lo que Marina le contó a Eric en Amar Profundo. Ella le contó que había recordado la noche del tsunami y que además estaba en Dichato, en un colectivo.

De esa manera, Eric se dio cuenta lo que Marina intentaba decirle en Amar Profundo.»No puede ser… ¿Y el examen que nos hicimos?», le preguntó el pescador.

Marina le reiteró: «Gaspar es mi Leo, él es mi hijo». «¿Qué va a pasar ahora?, ¿qué va a pasar con todo esto? Tú entiendes que yo no me puedo quedar al margen», indicó Eric, y ella le dijo que era necesario que Gaspar sepa la verdad.

De qué se trata Amar Profundo

Amar Profundo es una teleserie que cuenta la historia de las hermanas Contreras, mujeres empoderadas y aguerridas que luchan día a día contra la desigualdad laboral. Esto, mientras viven de la pesca artesanal.

En el primer capítulo, conocimos a  Tamara (Omegna), quien volvió a la comuna de Tomé para reencontrase con su mamá y hermanas, tras la muerte de su padre.

Sin embargo, tras la muerte del patriarca, descubrieron que éste debía $30 millones a Fabián (Oyarzún), uno de los pescadores de la caleta.

Después de ser rechazadas por el banco para sacar un préstamo para pagar la deuda, debieron arreglárselas para ganar algo de dinero para no perder sus bienes.

Es por esta razón, que Tamara, junto a su madre y hermanas, busca hacer surgir el negocio de la pesca, en un mundo muy machista.

Lee también: Amar Profundo: ¡Marina recuperó la memoria!