Amor

El pretzel: Descubre los múltiples beneficios de esta posición sexual

Se trata de una posición sexual que es fácil de ejecutar y que a la vez garantiza un máximo nivel de excitación. ¿Te animas a probarla? 

Sexo

¿Buscando una posición sexual diferente? Si hay algo que puede romper la monotonía en una pareja, efectivamente es llevar una vida íntima activa y desafiante.

Y entre las claves para lograrlo, probar nuevas posiciones en la cama aparece como algo esencial.  ¿Aún no conoces el pretzel?

En qué consiste

La posición sexual el pretzel, que debe su nombre a la galleta alemana de forma enroscada, entrega múltiples beneficios.

Por un lado, no resulta difícil de ejecutar para ningún integrante de la pareja y, por otro, garantiza un máximo placer.

Para ejecutar el pretzel, la mujer debe colocarse sobre la cama, ligeramente acostada de lado, elevando una pierna.

El hombre, en tanto, se posiciona arrodillado entre las piernas de su pareja y sosteniendo la que está elevada.

posición sexual

Revisa: Llave maestra: Descubre esta posición sexual para pareja osadas

Como resultado, obtendrán un estallido de placer, a la vez que ambos tendrán injerencia sobre el ritmo en esta posición.

Además, ya que el movimiento de fricción de sus cuerpos será constante, lograrán llegar más fácilmente el orgasmo.

posición sexual

Más razones para probar el pretzel:

1-Porque la penetración es profunda. 

2-Porque produce sensaciones intensas por el rozamiento de la postura.

3-Porque es cómoda para ambos, ya que no requiere cargar peso ni estar colocado de manera extraña.

4-Porque no necesitas ser flexible ni tener una destreza física pro.

5-Porque te estarás mirando a los ojos con tu pareja. Que lo sexual no quite lo romántico.

6-Porque ambos tendrán una buena panorámica del otro con el pretzel.

7-Porque es diferente y los llevará a explorar otros ángulos.

posición sexual

¡Ya lo sabes! Entre las ventajas que otorga la posición sexual el pretzel, destaca que se consigue una estimulación sexual intensa en ambos.

Y entre otras cosas, el pretzel incrementa la intimidad y la complicidad por el hecho de estar frente a frente, en contacto visual durante todo el acto.