Amor

Descubre los mitos y verdades más frecuentes del orgasmo femenino

Para prepararnos para el Día Mundial del Orgasmo femenino, junto a una experta dejamos atrás todas las falsas creencias del placer.

Mitos Y Verdades Orgasmo
Getty Images.

El próximo 8 de agosto se celebra el Día Mundial del Orgasmo femenino, con el fin de crear mayor conciencia sobre este placer al que aún rodean muchos mitos y tabúes. 

Para despojarnos de todas las falsas creencias, conversamos con la profesional Jazmín Sepúlveda, jefa de Ventas Detalles de la tienda erótica Starsex.

¿Es el orgasmo femenino la culminación de un encuentro sexual?

¡Falso!

Lo primero es entender que no existe una definición específica sobre lo que realmente es un orgasmo. En ocasiones, estas son estereotipadas y suelen desinformar a las personas, porque generan expectativas equivocadas. 

Definirla «como el ‘clímax de la excitación sexual’ es erróneo, ya que es una mirada completamente falocentrista de la sexualidad», asegura la profesional. ¿Qué quiere decir esto? Que hay una creencia de que una relación sexual «termina cuando la persona con pene tiene un orgasmo y por ende, eyacula, cuando ambos procesos no tienen por qué ir juntos». 

orgasmo femenino
Créditos: Pexels.

Entre las definiciones que se encuentran sobre el orgasmo, para Jazmín Sepúlveda la más adecuada es «una experiencia totalmente personal y no estandarizada, que se puede dar no solo mediante la penetración o el sexo con otr@, sino que a través de la estimulación de cualquiera de nuestros sentidos y no solo el genital».

¿El orgasmo solo se obtiene mediante la penetración?

¡Falso!

Este es uno de los mayores mitos sobre la sexualidad femenina, ya que cada experiencia es personal. Sí se puede conseguir mediante la penetración, pero también de otras formas como la estimulación de otras zonas del cuerpo, más allá de los genitales.

Una experiencia física y mental que se puede dar a través de una experiencia física, mental y en compañía de productos eróticos como juguetes, lubricantes íntimos u otros accesorios. Estos permitirán despertar nuevos sentidos, disfrutar de las fantasías y dar libertad a la imaginación.

¿Es una realidad que las mujeres tienen mayores problemas a la hora de tener un orgasmo?

¡Falso!

La experta de StarSex asegura que si bien hay muchas cosas que se dicen, aún queda mucho por educar sobre temas sexuales. «La idea de que las mujeres son menos sexuales o que necesitan menos sexo o  que les cuesta llegar más al orgasmo, se ha ido normalizando con el tiempo, pero no son reales. Por suerte, hoy al menos se cuestionan y eso es un gran paso». 

Esto se da porque por muchos años el orgasmo femenino no tuvo lugar en la vida de la mujer, ya que la experiencia sexual estaba enlazada con la reproducción. Esto sumado a la creencia de que el género femenino no tiene un genital a la vista, por ende, sería más difícil de estimular y llegar a su máximo placer. 

¿Entonces? Nuestro trabajo es entender que debe haber un equilibrio y una búsqueda del placer personal, y no dejarnos llevar por lo que otras personas dicen.

orgasmo femenino
Créditos: FreePik.

¿Se puede tener un orgasmo de manera simultánea con la pareja?

¡Verdadero!

Pero requiere trabajo, sobre todo a través del autoconocimiento del cuerpo, las zonas erógenas y las sensibilidades de cada persona. «Se puede lograr a través de la masturbación, también el condimento de la complicidad, entrega, generosidad y empatía de la pareja», asegura Jazmín Sepúlveda.

Si te interesa practicar, la experta recomienda hacer ejercicios de respiración y tántricos junto con fortalecer la comunicación con la pareja.

«El hecho que se pueda, no significa que haya que tener orgasmos simultáneos con la pareja, es decir, que si no se tienen, no implica que haya algún tipo de problema, de hecho, puede que en un momento de nuestras vidas lo consigamos con una pareja pero con otra no y está todo bien», asegura Jazmín.

Si no tengo un orgasmo en mi encuentro sexual, ¿es una falla?

¡Falso!

La sexualidad es una experiencia gigante, y el orgasmo es una parte de ella pero no su totalidad. Puedes tener un encuentro sexual lleno de pasión, sin que necesariamente lleguen a vivir un orgasmo. 

¿Cuándo entender que es un problema? «Cuando su escasez o ausencia para ti o para tu pareja, se transforma en un tema negativo. Pero creemos que el verdadero problema no es que haya o no orgasmo, sino que no haya placer, disfrute de la experiencia, el disfrute del camino en lo erótico», finaliza la experta.