Actualidad

Revelan la desesperada medida que tomó el joven rescatado en Cobquecura

Carabineros que participaron en la búsqueda de los hombres desaparecidos en Cobquecura, contaron detalles del rescate de Miguel.

Cobquecura
Agencia Uno

En medio de la búsqueda de los tres hombres desaparecidos en la Iglesia de Piedra, en Cobquecura, se entregaron detalles del rescate del único joven encontrado.

Fue el mayor Alfredo Castillo, de la 5ta comisaría de Quirihue quien entregó nueva información sobre el rescate realizado por Mauricio Contreras y Cristian Sepúlveda.

De acuerdo a lo revelado, el sargento 2° y el cabo 2° respondieron al llamado de auxilio de Miguel, el cuarto turista que se encontraba desaparecido en Cobquecura.

Recordemos que hasta el momento, Diego Águila (31), Jorge Leiva (36) e Ismael Botti (37) siguen sin ser encontrados.

Cobquecura
Agencia Uno

Detalles del rescate en Cobquecura

Luego de salvar a Miguel, Contreras afirmó que durante el rescate «ingresó la ola por dos lados, nos movió un poco, pero gracias a dios pudimos ingresar hasta el fondo de la Iglesia de Piedra».

Luego agregó que «encontramos a esta persona que estaba solamente con su ropa interior, aparentemente con lesiones en su cuerpo. Lo sacamos del lugar y pudimos salir sanos y salvo los tres».

Y en conversación con «Contigo en directo», el mayor Castillo explicó que «Miguel se estaba ahogando y ya tenía signos de hipotermia grave. Había perdido movilidad, así que había que sacarlo urgentemente. Se logró rescatarlo y contenerlo junto a Bomberos, hasta que llegó la ambulancia y se lo llevaron al hospital».

Luego señaló que en esta zona de Cobquecura «no estaban Jorge. Diego ni Ismael. No los podían ver porque había mucha profundidad».

Además, el mayor contó que pudo hablar con el joven rescatado. «Ese día Miguel se encontraba afectado por la situación de la hipotermia. Yo conversé con él vagamente, no obstante, los amigos nos contaron que ese momento lograron salir hacia el interior quedó Miguel», señaló.

En relación al estado del único joven encontrado en Cobquecura, Castillo contó que, en una acción desesperada, fue Miguel quien «decide sacarse la ropa. Como una medida para poder nadar entre medio de la corriente que generaba esta ola que había ingresado hacia adentro. Se sacó toda la ropa para poder moverse».