Vida sana

Conoce el por qué deberías incluir al durazno entre tus frutas favoritas

Falta poco para que se acabe la temporada del durazno, así que corre a comprar esta fruta y prepara una rica receta que te dejamos.

Beneficios Del Durazno
Getty Images

Ya terminó el verano, y con eso la temporada del durazno, sin embargo todavía hay tiempo para disfrutar esta fruta que está llena de beneficios.

Y si es que no te gusta mucho, en FMDOS te queremos contar algunos motivos por los cuales debes consumirlo, ya que será muy bueno para tu salud.

Los beneficios del durazno

Primero queremos señalar que, además de ser muy rico, hay distintos tipos: conserveros, nectarín, entre otros. Así que puedes probarlos todos y saber cuál es tu favorito.

  1. El primer beneficio es que el durazno es rico en antioxidantes, sustancias químicas que ayudan a detener o limitar el daño provocado por los radicales libres.
  2. También contiene vitamina A, lo que ayuda al mantenimiento de dientes, tejidos blandos y óseos.
  3. El durazno es bueno para que las membranas mucosas estén saludables, y mantiene la elasticidad en la piel. Todo esto gracias a su contenido en ácidos grasos poliinsaturados.
  4. Ayuda a la digestión de los alimentos, regula el latido del corazón y baja la presión sanguínea, ya que contiene potasio.
  5. Esta fruta posee hierro, un mineral muy importante para la formación de glóbulos rojos.
  6. Otras de las propiedades que contiene ayudan a prevenir generación macular, cáncer y enfermedades al corazón.
  7. Por último, el durazno posee vitamina E y K, niacina, cobre, magnesio, manganeso, calcio y fósforo.
Beneficios Del Durazno
Créditos: Getty Images

Además hay que mencionar que esta fruta es tan versátil, que no solo la puedes comer sola. Sino que puedes usarla para distintas preparaciones, como postres, pasteles, jugos, e incluso hasta para un trago.

Y para que tengas una idea lo que puedes preparar, te recomendamos un rico batido con durazno. Solo necesitas 2 tazas de leche normal o vegetal, 125 g de frutillas, 100 g de durazno, 1 plátano, azúcar o endulzante y jugo de naranja.

Corta todas las frutas en trozos, luego las mezclas todas juntas en una licuadora junto a la leche, el jugo de naranja y el azúcar/endulzante, y listo.

Te puede interesar: Probióticos: ¿Qué son, para qué sirven y cuáles son sus beneficios?