Vida sana

Estudio indica que comer en exceso “no es la causa principal de la obesidad”

Un nuevo estudio explica por qué comer en exceso no es la única causa en el aumento de peso. Conoce todos los detalles de esta nueva investigación.

Calorías En La Comida
Getty Images

¡No basta con contar las calorías! El clásico método de contar las calorías y quemarlas, al parecer ya está obsoleto y no explica del todo la causa de la obesidad.

¿Por qué?

Una reciente investigación confirmó lo que muchos expertos decían, perder unos kilos sería más que una simple fórmula matemática. 

El endocrinólogo del Hospital Infantil de Boston y profesor de la Facultad de Medicina de Harvard, David Ludwig, cuestionó el modelo de equilibrio energético como la única forma exitosa.

Este método estima el gasto de calorías total que tiene una persona, según su actividad física y la energía que requiere el organismo para funcionar.

Si se busca bajar de peso, entonces la cantidad de calorías que se consumen, deberían ir en proporción con el gasto.

Sin embargo, el profesor Ludwig dice que el control de las calorías sería más complejo.

«Durante un estirón, por ejemplo, los adolescentes pueden aumentar la ingesta de alimentos en 1.000 calorías al día”, comenzó David Ludwig.

“¿Pero su exceso de comida provoca el estirón, o es el estirón el que provoca que el adolescente tenga hambre y coma en exceso?», comentó el autor del estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition.

Lee también: Beneficios y propiedades del pimentón

¿Cuál es la causa de la obesidad?

El modelo carbohidrato-insulina estaría más vinculado que el equilibrio energético.

Esta propuesta sostiene que la calidad de los alimentos también jugaría un papel fundamental.

Es decir, los carbohidratos altamente procesados y de fácil digestión. Es que estos tienen un efecto en la insulina, y que cambiaría la forma en la que el cuerpo almacena grasa, provocando el aumento de peso.

«Cuando comemos carbohidratos altamente procesados, el cuerpo aumenta la secreción de insulina y suprime la secreción de glucagón”, explicó David Ludwig.

“Esto, a su vez, indica a las células grasas que almacenen más calorías, dejando menos calorías disponibles para alimentar los músculos y otros tejidos metabólicamente activos», analizó David Ludwig.

El consumo de estos alimentos tiene la capacidad de hacer el metabolismo más lento, por lo que se acumula grasa y no solo eso, se siente como si siguiera con hambre. 

De esta forma, la fórmula ideal para bajar de peso está en reducir el consumo de este tipo de alimentos altamente refinados.