Tendencias

La vida es bella: una madre recreó la popular película en Ucrania

Ksenia Lunova reside cerca de Kiev. Desde que comenzó la invasión protege a su hija inspirándose en la película.

Madre E Hija En Ucrania
Getty Images

Han sido diversas las historias que han salido a la luz tras la dura guerra que se vive en Ucrania producto de la invasión rusa. Muchas familias han tenido que evacuar sus hogares, y otras han decidido quedarse debido a la complicada situación de trasladarse en pleno conflicto.

Uno de los relatos que han dado la vuelta al mundo debido a su dureza, ha sido el de Ksenia Lunova. La mujer es madre de una niña de 4 años, y junto a su familia residen en Obujov a 30 kilómetros de Kiev, capital de Ucrania, en donde se ha centralizado los bombardeos. 

Ksenia creó un plan para proteger a su pequeña hija, recrear la película italiana La vida es bella del director italiano Roberto Benigni.

El film trata de la historia de un padre (Guido) y su hijo que son recluidos en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Guido hace creer a su hijo que todo lo que viven es parte de un juego y que la vida es bella. 

Película La Vida Es Bella Roberto Benigni
Créditos: IMDb

Historia de Ksenia y su hija en la guerra en Ucrania

Ksenia Lunova, comentó en una entrevista exclusiva a Todo Noticias, que la estrategia es ocultarle a su hija los horrores de la guerra. 

“Trato de protegerla lo mejor posible de lo que está sucediendo ahora. Hay un hermoso filme de Roberto Benigni, La vida es bella. Ahora algunos de los eventos de esta película son la realidad de nuestras vidas”, señaló Ksenia.

Ksenia Lunova Y Su Hija En Ucrania
Créditos: Todo Noticias

La mujer continuó, “Yo le digo (a su hija) que jugamos a las escondidas. Y por cada situación se ganan puntos que más tarde ella podrá canjear para comprarse lo que quiera. Lo primero fue que ganaba 100 puntos si corría al refugio. Quien no llorara y no tuviera miedo, otros 100 puntos. Y así siempre”.

Ksenia Lunova comentó que además si la hija se asoma o se acerca a la ventana, pierde en el juego. Y añadió, “Por las noches hacemos un picnic en el pasillo (del corredor del edificio). Nos tumbamos en el suelo bajo las sábanas y comemos chocolate y manzanas”. 

Para finalizar, la madre desde Ucrania comentó al medio citado que, “¿Cómo se atreve alguien a quitarle la infancia a nuestros niños? (…) Ojalá mi niña olvide este duro momento”.

Lee también: Jorge Said vivió delicado momento con militares en Ucrania: «Están apuntándome».