Noticias

¡Por unas vacaciones sin azúcar!

El azúcar es un alimento necesario en nuestra dieta, pero abusar de él puede pasarte factura. ¡No solo afecta tu peso!, también incide en el desarrollo de determinadas enfermedades y dolencias. En vacaciones, olvidamos las rutinas y consumimos más azúcar. Por eso, hoy queremos darte algunos consejos para no tenerla cerca.

 

Desayuna de manera correcta

El cuerpo te pide azúcar por dos motivos: le faltan proteínas y el azúcar es mucho más fácil de digerir.Por tanto, con un desayuno poco abundante es muy probable que en tu primer paseo turístico tengas la necesidad de pararte en cualquier negocio que has visto. Si, por el contrario, desayunas bien será poco probable que lo hagas.

muesili-casero-476897844

El agua en todas las comidas

El problema que te encuentras con el azúcar es que te da energía en el momento casi inmediato a su consumo. Sin embargo, no siempre que el cuerpo te manda la señal de que la ingieras la necesita realmente.Puedes evitar este problemilla bebiendo antes, durante y después de la comida. El agua es necesaria para el correcto funcionamiento del organismo y, además, te ayudará a permanecer saciada durante más tiempo.

 

Evita los refrescos y las sodas

Los refrescos generalmente son una de las fuentes de azúcares más altas de tu alimentación. Además, durante las vacaciones, y aunque no te des cuenta, sueles aumentar su consumo.Para transformar esta situación, opta siempre que puedas por el agua. Puedes agregarle un poco de sabor con algo de limón o menta. ¡Es muchísimo más saludable!

buenas-razones-para-dejar-las-gaseosas 2

Sustituye los dulces por frutos secos

Si nunca puedes resistirte a los aperitivos dulces con grandes contenidos de azúcar, deberías probar con un viejo truco. Antes de ponerte frente a ellos apuesta por un buen puñado de frutos secos con los que conseguir saciar tu organismo con proteínas que te evitarán caer en un atracón.

 

Disfruta una gran ensalada antes de ir de cena o fiesta

Las calorías de las cenas fuera de casa pueden pasarte factura tras las vacaciones. Si esto te ocurre, deberías reconsiderar tus hábitos alimenticios. Comiéndote una buena ensalada verde antes de salir obtendrás suficiente cantidad de fibra como para minimizar el efecto de estos excesos. ¡Representa una de las estrategias más saludables de todas!

 

9-ideas-de-ensalada-con-lechuga-1