Belleza

Qué es mejor para tu rostro: ¿Ácido hialurónico o Botox?

Te contamos las principales diferencias y similitudes en este tipo de tratamientos de belleza inyectables para mejorar la apariencia de tu rostro.


Qué Es Mejor Para Tu Rostro  ¿Ácido Hialurónico O Botox?

Durante los últimos años, el Botox y el ácido hialurónico se han convertido en los tratamientos inyectables para el rostro no invasivos más demandados a nivel mundial. 

Aunque muchas veces los confunden por sus cualidades preventivas, ambos son diferentes y tampoco cuentan con las mismas indicaciones. Por esta razón antes de asistir a tu intervención, lo mejor es conocer ambos productos para un resultado satisfactorio.

¿Qué es el Botox?

Tal como nos explica la Dra. Daniela Santibañez, cirujano dentista con estudios en Tratamientos Orofaciales con resultados naturales, el Botox es neurotoxina. Está elaborada por la bacteria Clostridium Botulinum, y tiene la gran capacidad de relajar la musculatura. En muchas ocasiones se utiliza para los tratamientos de rejuvenecimiento facial, con dosis pequeñas sobre zonas específicas, con el fin de disminuir las líneas de expresión y mejorar la apariencia del rostro.

De hecho actúa a nivel de las arrugas dinámicas o de expresión, relajando la musculatura. Es decir, se pueden borrar las líneas del entrecejo, las patas de gallo, la nariz y la frente. Pero ojo, que una de las recomendaciones fundamentales de la profesional Daniela Santibáñez es utilizar de manera preventiva, antes de que la arruga se vuelva profunda. 

Su efecto comienza 48 hrs después de haber aplicado el producto y su peak es a los 15 días en donde tenemos una segunda sesión para evaluar si es necesario aplicar una segunda dosis. «Si es la primera vez que uno se aplica, el cuerpo lo va a percibir como algo extraño por lo tanto es probable que dure alrededor de 3 meses», asegura la profesional.

«Luego en las otras aplicaciones el cuerpo ya va a reconocer el producto pero van a jugar en contra todos los factores que generan radicales libres ya que estos son los que terminan degradando el producto», nos explica la cirujano dentista. 

En este sentido, los factores que generan radicales libres son: el alcohol, cigarro, sol, estrés, falta de sueño, deporte en exceso entre otros. Por lo que si quieres invertir en este tratamiento, lo mejor es llevar un estilo de vida saludable. 

¿Qué es el ácido hialurónico?

Este es un activo hidratante que se encuentra de forma natural en el cuerpo. Por lo que su uso estético es para reponer el ácido hialurónico natural que se ha perdido con los años. 

Su uso se relaciona con mantener la elasticidad de la piel, retrasar los signos de envejecimiento y proteger el nivel de agua de la dermis. Esto nos permitirá tener un rostro radiante, iluminado y terso. 

Este tratamiento funciona como un relleno, recuperando el volumen facial de zonas como el mentón, la línea mandibular, ojeras, zonas del surco nasogeniano, pómulos, labios e incluso la nariz para respingarla.

El ácido hialurónico se reabsorbe con el paso del tiempo, es versátil en su uso y es seguro, con una aplicación indolora. 

¿Cómo elegir? 

Ambos tratamientos de belleza son una opción menos invasiva para aquellos que buscan una apariencia facial más rejuvenecida. 

Al ser inyecciones, estas deben ser realizadas por un profesional competente que tenga las acreditaciones de este tipo de estudios. 

Si estás en la búsqueda de un tratamiento, más que buscar el «mejor», es el elegir el que sea más adecuado para tus necesidades. 


Más en #Belleza


Lo más reciente


Lo Más visto