Noticias

Los pros y contras de usar menos calzado por estar en cuarentena

Varios hemos optado por calzado más cómodo (o sin calzado) en pandemia, al estar más tiempo en casa. Esto dicen los expertos.

Calzado

Como la pandemia ha dado para largo y las cuarentenas también, probablemente muchos son los que siguen en casa, sin oportunidad de usar mucho calzado. A excepción de las pantuflas o un par de zapatos que usamos para salir.

La podóloga Dana Canuso explicó a Shape que ha sido un cambio drástico. «Muchos de nosotros hemos cambiado las zapatillas y botas por pantuflas o andar descalzos y eso también impacta en la salud de nuestros pies», dijo.

Si bien no todos los cambios han sido malos, ya que algunas mujeres se han bajado de lo zapatos más incómodos y han vuelto a usar zapatillas por ejemplo, hay otras personas que no usan ningún calzado lo que puede provocar algunos problemas a los pies.

Pero también el usar menos calzado, tiene sus beneficios.

¿Cuáles son los pros y contras de usar zapatos por menos tiempo?

Usar zapatos es algo bueno, porque protege y da apoyo a los pies. Pero si has disfrutado de andar descalzo este último tiempo, esto también tiene beneficios. 

El cirujano y ortopedista Bruce Pinker explica que «sin el soporte del calzado, tus pies trabajan más para mantener el balance y estabilidad lo que esencialmente te da un buen ejercicio». 

Estar descalzo te obliga a usar los músculos de tus pies, más que cuando estas con zapatos. Usando tus músculos tanto intrínsecos (los que te ayudan a mover tus pies, como ponerlo en punta o moverlo de un lado a otro) como extrínsecos (estos están a cargo de los movimientos motores más específicos como flexionar tus pies o mantener el balance).

Por otro lado, andar descalzo afuera, una práctica llamada grounding o earthing, sintiendo el pasto o la tierra se usa como una práctica de mindfulness, que te ayuda a calmarte y estar pendiente de tu ambiente. «Muchos caminan descalzos para sentir más conectados con la Madre Naturaleza lo que les da conexión y puede ser terapéutico», explica Pinker. Es más, varias investigaciones señalan que el contacto directos con la Tierra puede reducir el riesgo de problemas cardíacos, dolores y estrés.

Pies

Los contras

Sin embargo, el balance es clave. Según el ortopedista Daniel Cuttica, caminar descalzo por largos períodos de tiempo puede provocar problemas. 

Debido a la complejidad de los píes y tobillos, es casi imposible que cada área del pie de una persona funcione en una posición neutralmente de manera natural. Por eso es que existen esas plantillas y zapatos ortopédicos que ayudan a que tus pies estén lo más neutrales posibles. «Cualquier desequilibrio de un músculo puede causar que los ligamentos, otros músculos y hasta otros huesos cambien, provocando artritis o una posible lesión«, dice Canuso.

Si caminas o te mantienes de pie descalzo y en una superficie dura, esto puede aumentar la presión en tus pies por la falta de soporte, provocando dolor como fascitis plantar, que es un dolor e inflamación desde la base de tu pie, el talón, metatarsalgia (dolor en la base superior del pie) o tendinitis (inflamación del tendón).

Igualmente, la elección de calzado importa. Si usas zapatos con punta o tacos muy altos, estar descalzo no sería un gran problema. «Zapatos con punta puede llevar a juanetes o afectas a las articulaciones de tus dedos, mientras que los tacos pueden causar metatarsalgia como también esguinces en los tobillos», explicó Pinker.

También, tus pies deben estar protegidos de cosas del exterior. «Los zapatos te protegen de los elementos, como objetos filosos o superficies duras», recalca Cuttica.

¿Cómo mantener tus pies sanos?

Un pie fuerte es el que usa todos los músculos, huesos y ligamentos en una posición neutral, adecuada, apoyando el peso de tu cuerpo. «Cualquier debilidad en tus pies puede afecta cómo caminas, lo que puede presionar otras partes del cuerpo y provocar dolor o lesiones», advierte Cuttica.

Acá los expertos dejaron tips:

  • No dejes tus zapatos completamente

Esta bien que dejes tus pies respirar si no haces nada, pero si estás trabajando, cocinando, limpiando o ejercitándose, deberías usar un calzado apropiado. En el ejercicio puedes andar descalzo si es que harás actividad física en un mat o una superficie suave, como cuando hacen yoga o artes marciales.

  • Invierte en zapatos que den apoyo a tus pies y pantuflas 

Como regla general, no debería ser un zapato que puedas doblar en ‘U’, ya que esto indicaría que no da buen soporte. «Debes buscar un zapatos con un arco en la planta de la suela, que te de más soporte», dijo Canuso.

En el caso de las pantuflas, busca una que cubra casi toda la parte superior del pie, tenga cerrada la parte del talón, y que tenga una especie de soporte en el arco. Canuso también aconseja: «Las pantuflas se desgastan rápido por lo que deben ser reemplazadas más rápido que otros zapatos». 

  • Varía entre tus zapatos

Es recomendable rotar en el uso de tus zapatos y no sobre usar un par de zapatos, porque exacerba los desequilibrios en los músculos y ligamentos de tu pie.

Zapatos
  • Incluye ejercicios de estiramiento para tus pies en tu vida diaria

El hacer ejercicios de pies, recomendados por podólogos, pueden fortalecer tus músculos del pie. Algunos de ellos son recoger un paño usando los dedos de tus pies (repite 5 veces en cada lado), como dibujar el alfabeto con tus pies, mientras mueves tu tobillo en diferentes direcciones.

También puedes elongar, con una toalla. La poner alrededor de tu planta y así empuja tu pie hacia ti y mantiene por 30 segundos, repitiendo 3 veces en casa lado. Si tus pies duelen, puedes usar una botella de agua congelada y pasarla en la planta de tus pies, por alrededor de 2 minutos en cada pie.

  • Escucha a tus pies

Si tus pies duelen por un tiempo prolongado si los ejercitas, quizás bájale a la intensidad o empieza de a poco. «El ejercicio gradual que de a poco incrementa es usualmente la forma más segura de mantener tus pies fuertes», concluye Pinker.